Actualidad

Temor por edificio abandonado

El edificio que fuera regenerado por la Función Judicial, y en el que funcionaron hasta este año los juzgados de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, ubicado en las calles Luque y Tulcán, se había convertido en un orgullo para los vecinos del antiguo Barrio del Salado, por su vistosidad y la seguridad que generaba en el entorno de su funcionamiento. Pero, con el terremoto del 16 de abril, la estructura se afectó seriamente, al punto de proceder al obligado desalojo inmediato.

Para los moradores del sector, su desalojo resulta perjudicial, ya que el inmueble se ha convertido en blanco fácil de la delincuencia pue no existe vigilancia, y se encuentra totalmente abandonado.

Gustavo Rivadeneira