Actualidad

De susbsidios

Luego de ver el video del debate de 3 candidatos a la Alcaldía de Quito, me ratifico en los conceptos expresados en artículos anteriores sobre la noción que las élites quiteñas tienen del “trato especialísimo” que el país le debe a la capital. Mauricio Pozo, candidato por el PSC (retirado de la contienda), expuso que la tarifa real del metro estaría sobre un dólar. “Quito es la capital del país que debe tener presencia nacional y el peso suficiente para incidir en las políticas públicas, y una política pública es el manejo de los subsidios y entre ellos el subsidio al metro”. Defendió que, en otros países, proyectos tan grandes no son enfrentados por una ciudad y por lo tanto el Estado debe colaborar a la tarifa del metro de Quito. Juan Holguín, candidato por CREO, indicó ser más radical y clamó porque el Estado se haga cargo del subsidio a la tarifa y de los gastos operativos del metro. Expresó que Quito tiene que hacerse sentir como capital de la República. “Quito ofrece servicios a la nación que muchas veces son intangibles y otros muy tangibles” (¿?). Dijo que fue el Gobierno nacional el que comprometió la construcción del metro por decreto 750 de Correa y por ello tenía que absorber los valores indicados. “Razonó” que el Gobierno central en Quito sirve a todo el país; los burócratas tienen vehículos oficiales que causan los problemas de movilidad en la ciudad y por lo tanto es el Estado, que causa el problema, el que tiene que solucionarlo, no el municipio.

Daniela Chacón, actual concejala, habló de un municipio inflado y desfinanciado, con 20.000 empleados y 70 % del presupuesto dedicado a gastos. Mauricio Pozo ratificó esta apreciación mencionando las 23 empresas que tiene el Municipio de Quito y su numerosa burocracia, contrastando con los 3.600 empleados del Municipio de Guayaquil. Indicó también que 21 concejales tienen oficina, carro con chofer y celulares, asesores y asistentes. ¿Se elimina el subsidio a la gasolina, pero se subsidia el metro de Quito? ¿Los ecuatorianos pagamos más por la gasolina y los quiteños pagarán menos por el metro? ¿Es esto equidad?