Actualidad

La Supercom resuelve a favor de EXPRESO

Con un fallo lleno de contradicciones, la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) resolvió a favor de EXPRESO el litigio planteado por Petroamazonas EP que demandaba el derecho a publicar una supuesta rectificación / réplica tras u

La Supercom resuelve a favor de EXPRESO

Con un fallo lleno de contradicciones, la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) resolvió a favor de EXPRESO el litigio planteado por Petroamazonas EP que demandaba el derecho a publicar una supuesta rectificación / réplica tras una información publicada por este Diario el 27 de octubre de 2016.

La resolución, firmada por el superintendente Carlos Ochoa, determina que EXPRESO no infringió las normas legales dispuestas en los artículos 23 y 24 de la Ley de Comunicación referidas al derecho de rectificación y réplica. La sentencia es contundente en sus argumentos a favor de EXPRESO. Considera que Petroamazonas EP realizó una “interpretación errónea” sobre el derecho de rectificación.

En cuanto al derecho de réplica dictamina que que “no se ha podido establecer que Diario EXPRESO aludió directamente a Petroamazonas EP”, “ni a ninguno de sus funcionarios”. Tanto es así que el propio abogado que ejercía la acusación de la entidad pública llegó a declarar en un momento de su exposición: “existe una referencia indirecta a la empresa”.

Pero, en una sorprendente pirueta jurídica, Ochoa emite una amonestación escrita al periódico por haber inobservado la norma deontológica establecida en el artículo 10 de la citada ley. Trata sobre la contrastación en la difusión de información de relevancia pública o interés general.

El argumento rompe con las más elementales normas jurídica y las que dicta el sentido común. Si en una información no se alude a Petroamazonas EP, como queda suficientemente demostrado en todos los argumentos y elementos probatorios que esgrime el escrito de Ochoa, parece cuando menos insólito que se exija al periódico que pida la versión de los personeros de la referida empresa cuando no aparece en ningún momento citada en la noticia publicada.

La denuncia fue interpuesta por Memín Álex Galárraga Hunter, en calidad de gerente subrogante de Petroamazonas EP, porque consideraba que tenía derecho a publicar un escrito que envió maquetado al periódico ocupando el mismo espacio que la información titulada ‘Contratos sospechosos en trabajos del Yasuní’. EXPRESO recogía en la información cuestionada la denuncia de la asambleísta Pamela Falconí, de Alianza PAIS, sobre las investigaciones de la Comisión de Biodiversidad del Legislativo a los trabajos de explotación petrolífera en el bloque 43, aledaños al parque natural.

El artículo que se quería imponer a EXPRESO desde Petroamazonas EP, que no aparece aludida en ningún momento en el trabajo periodístico, era un publirreportaje sobre las bondades de las obras que se realizan en la zona citada del bloque 43. Pero no explicaba cuáles eran sus supuestos derechos afectados ni replicaba las palabras de la legisladora del grupo oficialista.