Actualidad

Para que sirven las guerras

Contienda. Artilleros alemanes, en 1944, cargando un cañón.

ahora que en gran parte del mundo se ha hablado de la paz de las navidades, las grandes potencias están volviendo a armarse. Existe un posible enfrentamiento entre Rusia y Ucrania; Yemen, debido a la guerra, enfrenta la peor hambruna que ha vivido el mundo; en Siria el problema continúa con los islamitas, y así podríamos seguir hablando de todos los focos de posibles enfrentamientos que se viven en el planeta. Es necesario que reflexionemos y nos dediquemos a declararle la guerra al hambre y al narcotráfico, los verdaderos flagelos que estamos enfrentando. Vale la pena entonces que recordemos las dos conflagraciones mundiales y los resultados que se obtuvieron, para darnos cuenta de lo que se sacó de ellas.

La Primera Guerra Mundial. Centrada en Europa, empezó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918. Se vieron involucradas las potencias de esa época, divididas en dos alianzas. Por un lado, la Triple Alianza formada por las Potencias Centrales: el Imperio alemán y Austria-Hungría. Por otro lado se encontraba la Triple Entente, formada por el Reino Unido, Francia y el Imperio ruso. Ambas alianzas sufrieron cambios según avanzaba la guerra: Italia, el Imperio del Japón y Estados Unidos se unieron a la Triple Entente, mientras el Imperio otomano y el Reino de Bulgaria se unieron a las Potencias Centrales. Más de 70 millones de militares, de los cuales 60 millones eran europeos, se movilizaron y combatieron. El detonante del conflicto se produjo el 28 de junio de 1914 en Sarajevo, con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria a manos de un joven nacionalista serbio.

El 28 de julio los austrohúngaros iniciaron las hostilidades con el intento de invasión de Serbia. Alemania invadió Bélgica -que se había declarado neutral- y Luxemburgo en su camino a Francia. La violación de la soberanía belga llevó al Reino Unido a declarar la guerra a Alemania. Los alemanes fueron detenidos por los franceses a pocos kilómetros de París, y se inició una guerra de desgaste en las trincheras. Este frente es conocido como Frente Occidental. En el Frente Oriental, el ejército ruso fue detenido por los alemanes en su intento de invadir Prusia Oriental. En 1917 con la caída del gobierno ruso tras la Revolución de febrero se firmó un acuerdo de paz entre la Rusia revolucionaria y las Potencias Centrales. Tras una gran ofensiva alemana a principios de 1918 a lo largo de todo el Frente Occidental, los Aliados hicieron retroceder a los alemanes en una serie de exitosas ofensivas. Alemania, en plena revolución, solicitó un armisticio el 11 de noviembre de 1918, poniendo fin a la guerra con la victoria aliada.

En la Conferencia de Paz de París, el 28 de junio de 1919 los países aliados firmaron el Tratado de Versalles con Alemania. Más de nueve millones de combatientes y siete millones de civiles perdieron la vida. Los Estados perdedores tuvieron que ceder una parte importante de sus antiguos territorios. Se fraguó la Revolución rusa y nació la Unión Soviética. Como expresó el Dr. Aquiles Rigail en una interesante charla sobre este tema: “En el Tratado de Versalles comenzó la Segunda Guerra Mundial”.

La Segunda Guerra Mundial. El conflicto global, entre 1939 y 1945, enfrentó a dos alianzas militares: los Aliados y las Potencias del Eje, y movilizó a cien millones de militares. Estuvo marcada por la muerte masiva de civiles, el Holocausto, los bombardeos intensivos sobre ciudades y el uso, por única vez, de armas nucleares en un conflicto militar. Ha sido la guerra más mortífera en la historia: entre 50 y 70 millones de víctimas. El conflicto comenzó el 1 de septiembre de 1939, con la invasión alemana de Polonia, el primer paso bélico de la Alemania nazi en su pretensión de fundar un Tercer Reich alemán sobre Europa, que produjo la inmediata declaración de guerra de Francia, con la mayor parte de los países del Imperio británico y la Commonwealth al Tercer Reich. Desde finales de 1939 hasta inicios de 1941, Alemania conquistó o sometió gran parte de la Europa continental. En virtud de los acuerdos firmados entre los nazis y los soviéticos, la nominalmente neutral Unión Soviética ocupó o se anexionó territorios de las seis naciones vecinas en el oeste. El Reino Unido y la Commonwealth se mantuvieron triunfantes sobre el Eje en el Norte de África y en una extensa guerra naval. En junio de 1941 las potencias europeas del Eje comenzaron la invasión de la Unión Soviética. En diciembre de 1941 el Imperio del Japón atacó a Estados Unidos y a las posesiones europeas en el océano Pacífico. La guerra en Europa terminó con la captura de Berlín y la rendición alemana el 8 de mayo de 1945. Tras el bombardeo atómico sobre Hiroshima y Nagasaki, la guerra en Asia finalizó el 15 de agosto de 1945, con Japón aceptando la rendición incondicional.

¿Debemos repetir estos episodios, en la era del poder nuclear, que puede acabar con la humanidad?