Actualidad

Siete plazas dan vida comercial a Saquisili

Cordialidad. Los comerciantes, en su idioma natal o en español o en inglés, sellan las ventas en las plazas.

Cada jueves no hay dónde poner un pie en el cantón ‘Deje Aquí’, como se traduce al español Saquisilí, que está situado a 11 kilómetros de Latacunga.

A pocos pasos del centro urbano empieza la oferta y la demanda. Cada comerciante vende en kichwa, español e incluso hasta en inglés, pues los comerciantes de las 40 comunidades del cantón buscan atraer de mil formas a los compradores. El objetivo es colocar sus productos y la venta la hacen en las siete plazas que concentra el comercio cantonal.

Los jueves son días de ferias y es cuando los indígenas, en mayor cantidad, venden su variedad de productos agrícolas y artesanías.

Saquisilí es conocido también como el “asiento comercial y turístico de Cotopaxi”, asegura su alcalde Juan Alomoto. Para el historiador Pedro Reino, la feria artesanal y agrícola de Saquisilí está entre los poblados considerados como los últimos reductos autóctonos y llama a promover su conservación.

Los sectores de Zumbahua y Angamarca, en Cotopaxi, y la de Otavalo, en Imbabura, son otros que aún se resisten a perder su autenticidad.

Cada una de las siete plazas oferta productos diferentes. La de los zapatos lleva el nombre de Juan Montalvo, aquí hay variedad de productos elaborados por manos artesanales de la región.

Al cruzar el parque Central, se ubica la plazoleta Gran Colombia, más conocida como la ‘Plaza de las papas’, pero también hay variedad de hortalizas y verduras.

Rosa Tocto es una de las comerciantes y dice que ellas cultivan todo lo que la Pachamama bondadosamente les da. Es oriunda de Yanahurco y vende variedad de legumbres.

Otra de las plazas más visitadas por turistas nacionales y en especial extranjeros es la Plaza textil, pues toda la historia y el folclor de los indígenas se representa en sus vistosas artesanías.

Llegan artesanos de Otavalo y Cotacachi, las pinturas de Tigua (Pujilí) también atraen a los visitantes por la belleza de sus paisajes.

En Vicente Rocafuerte, que es la más lejana de estas ferias, se encuentran todo tipo de aves de corral, cuyes y conejos, y es por eso que se la conoce como la ‘Plaza de gallinas’.

Otra muy frecuentada es la Kennedy, aquí se encuentran variedad de granos y cereales. Hay quinua, choclo y mote, además de la comida típica y frutas.

En San Juan Bautista se venden prendas de vestir y también calzado, bisutería y juguetes usados. Está en la entrada sur del cantón. Es el sitio preferido de niños y jóvenes.

También hay un espacio para los animales mayores, es decir ganado y chanchos. Acuden a esta plaza comerciantes de Salcedo, Latacunga, Pujilí, Píllaro y Machachi (Pichincha). (F)