Actualidad

Los seguros superan su primer examen de riesgo

Dos de las 28 aseguradoras que operan en el país han sido las más aplicadas en cumplir sus deberes financieros, operacionales, sociales o contractuales.

Referencial

Es la primera vez que las compañías de seguros se ponen a examen y todas han superado la prueba con buena nota. De notable para arriba, pese a enfrentar un difícil año con terremoto y pérdidas millonarias incluidas. La conclusión, entre el sector, es que estaban preparadas para responder por un siniestro de tal magnitud.

Dos de las 28 aseguradoras que operan en el país han sido las más aplicadas en cumplir sus deberes financieros, operacionales, sociales o contractuales. Chubb Seguros y la Compañía de Seguros Ecuatoriano Suiza obtuvieron una triple A (AAA) en la primera calificación oficial del sector, ordenada por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, y con corte a diciembre de 2015.

Tan solo tres cosecharon BB+, la calificación más baja. Según el esquema de valoraciones, significa que presentan “una estructura financiera y capacidad gerencial moderadamente débiles que hace que su capacidad de cumplimiento con sus asegurados sea incierta. Es posible que la entidad presente factores positivos, sin embargo su capacidad de pago es sensible y variable, susceptible de deteriorar ante posibles cambios en la empresa de seguros, en la industria o en la economía”.

Las demás están en el rango de la A o AA, después de haberse sometido a un examen profundo, exhaustivo y detallado, coinciden las compañías consultadas.

Liberty Seguros (AA) afirma que eligieron a la calificadora más exigente, porque así lo dispuso su casa matriz. Su doble A “es muy sólida” pero, a diferencia de otras empresas, no se atreve a asegurar que obtener un buen informe influya directamente en un aumento de las ventas. “Es el primer año y no se puede evaluar ese impacto y tampoco tenemos referentes en otros mercados”, cuenta su gerente financiero Christian Tola. Lo que sí se sabe es que la calificación determinará la contribución que deben hacer las aseguradoras al nuevo fondo creado como garantía de cobertura para los clientes. “Se entiende que cuanto mejor sea la contribución, menor será el porcentaje”, explica la relación con el riesgo.

María Belén Garcés, directora administrativa-financiera de Oriente Seguros (AA), aprecia que el análisis no haya sido solo cuantitativo (por las cifras del negocio) sino también cualitativo y se haya considerado en su buena nota la metodología y los procesos que aplican en las diferentes áreas del negocio. Siempre es posible mejorar pero, según Garcés, esta calificación permitirá a Oriente ampliar su portafolio de clientes para crecer más y con menos riesgo.