Segundo tiempo para cumplir los temas pendientes del Gobierno

  Actualidad

Segundo tiempo para cumplir los temas pendientes del Gobierno

El presidente dice que la “tormenta” económica está controlada. Atribuye la cruenta reacción del hampa a la desesperación de verse enfrentada

Lasso- Informe- Asamblea
Actitud. El presidente se mostró conciliador en las casi dos horas que tomó su informe a la nación.Henry Lapo/EXPRESO

Una rendición de cuentas sin mayores sorpresas y expectativas. El presidente Guillermo Lasso resumió ayer en casi dos horas de discurso sus doce primeros meses de Gobierno ante una Asamblea Nacional con pocos legisladores, pero muchos funcionarios y allegados como auditorio.

Como se esperaba, el mandatario arrancó su informe defendiendo la vacunación como la obra más importante del primer año de gestión, pero agregó otra que se habría ejecutado de manera más silenciosa: la reducción del déficit fiscal en algo más de 5.000 millones de dólares.

Aseguró que solucionar esto último era tan importante como combatir la COVID-19, porque estaba en riesgo la economía del país y hace un año, cuando asumió la Presidencia, este desbalance en las arcas fiscales estaba poniendo en riesgo la continuidad de la dolarización.

Lourdes de Lasso

Informe a la Nación 2022: los looks más comentados de la cita

Leer más

Con estas dos bases cimentadas, dio a entender que en adelante las cosas para el país deberían mejorar. “Después de un año que ha servido para estabilizarnos sanitaria y económicamente, lo peor de la tormenta ya ha pasado. La economía ecuatoriana está lista para despegar hacia un nuevo destino de oportunidades y progreso”, aseguró.

Al acto llegaron integrantes de su gabinete como los ministros del Interior, Patricio Carrillo; de Gobierno, Francisco Jiménez; de Salud, Ximena Garzón; y de Educación, María Brown, entre otros.

Precisamente, al referirse a esta última cartera de Estado empezó a detallar una serie de cifras acompañadas de promesas que espera se cumplan en lo que le queda de mandato, hasta 2025. Dijo que han sido reabiertas 100 escuelas rurales y espera que sean mil hasta el final del periodo. Que han destinado 2.100 millones de dólares para pagar los sueldos de los docentes en 2021 y que se abrirán 9.000 partidas para otorgar nombramientos definitivos.

Aseguró que en su Gobierno existen otros logros que no han sido informados adecuadamente, lo que reconoció como una falencia de comunicación de la actual administración. Mencionó el plan contra la desnutrición infantil, que ya tendría 300 mil beneficiarios, la que se espera bajar en un 6 % hasta 2025; o el acceso a vivienda, cuyo déficit se espera reducir en un 10 %.

El hemiciclo de la Asamblea se vio ocupado especialmente de funcionarios del actual Gobierno, familiares y allegados del jefe de Estado, y los espacios que iban quedando se los llenó con trabajadores del Parlamento. Acudieron algunos asambleístas de la oficialista Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), de Izquierda Democrática (ID), del Partido Social Cristiano (PSC) y del ala de Pachakutik cercana a la presidenta Guadalupe Llori. El correísmo se ausentó.

En materia sanitaria, manifestó entender que haya molestias por la falta de acceso a medicinas y atenciones médicas en la red pública de salud. Sin embargo, achacó estas deficiencias a la atención que requirió la pandemia por más de dos años y el acelerado retorno a la normalidad.

informe conaie

La CONAIE ya no quiere diálogo, va por una movilización indefinida en contra del Gobierno

Leer más

“En cuanto al abastecimiento de medicinas, en muy pocos días (no dio fecha exacta) estará plenamente vigente la entrega de remedios para pacientes del Sistema Público de Salud, iniciando con el Ministerio de Salud Pública a través de farmacias privadas”, aseveró, a la vez que dijo que esto pondrá fin a la red de corrupción que se esconde detrás.

El tema más sensible que afronta su Gobierno, el de la inseguridad, lo dejó casi para el último y vino sin mayores anuncios, pero sí muchas proclamas. Hasta 2025 el Estado, con ayuda internacional, invertirá $ 1.200 millones en fortalecer a la Policía Nacional.

Que cubrirá el déficit heredado de uniformados con 30.000 nuevas contrataciones y en colaboración con la Defensoría Pública se va a proveer abogados a todos los gendarmes que enfrenten procesos judiciales como consecuencia de la defensa de la ciudadanía.

Sobre la crisis carcelaria, lo mismo. Que el actual Gobierno ni siquiera es que heredó un sistema penitenciario en malas condiciones; simplemente, según Lasso, no existía y por eso les ha tocado crear una política pública de rehabilitación social.

Ratificó lo que ya se ha dicho en otros espacios acerca de que se prevé cubrir este año el déficit de personal para las cárceles con la vinculación de 1.400 agentes de seguridad penitenciaria, que se sumarán a los 1.600 actuales.

“Seguramente haya quienes, viviendo del otro lado de la ley, estén esperando algún tipo de negociación o amarre con el Estado. Jamás. Eso jamás pasará. La paz ciudadana jamás será rehén de nadie. La tranquilidad ciudadana no se negocia. Se impone. Es cierto que estamos viviendo una reacción cruenta. Pero les digo algo: así son las reacciones de quienes entran en desesperación”, dijo.

Lasso también ratificó su apoyo a Llori, a la que calificó como una “mujer luchadora, indígena y amazónica”, algo que oficialmente no estaba dentro del discurso preparado por el primer mandatario.

La consulta toma bríos

Quería que lo sepan de su propia boca. El presidente Lasso descartó invocar a la muerte cruzada, porque el país no necesita más elecciones, sino ser gobernado.

Sin embargo, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, informó que la consulta popular es una herramienta no descartada y dependerá del clima político del país.