Salud redobla las llamadas de alerta por el zika

  Actualidad

Salud redobla las llamadas de alerta por el zika

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Ecuador se sumó ayer a la lista de países que, por la presencia del virus del zika, entre ellos Colombia, están pidiendo a las mujeres en estado fértil que eviten los embarazos, al menos hasta por un año.

Durante un recorrido por Esmeraldas, la ministra de Salud, Margarita Guevara, hizo la recomendación, especialmente a las mujeres que viven en zonas de riesgo por el virus inoculado por el mosquito Aedes aegypti, que es el mismo que transmite el dengue y chikunguña.

En Ecuador, este mosquito se presenta en el territorio que está por debajo de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, que incluye a todas las provincias de la Costa, la Amazonía y una parte de la Sierra.

“El zika es un nuevo virus, aún no hay evidencia científica de cómo contagia la madre embarazada a su bebé. Pero hasta que tengamos una respuesta positiva sobre el virus pedimos a las mujeres que se cuiden”, dijo Guevara durante la socialización de las actividades de fumigación, abatización y mingas de limpieza para eliminar el Aedes aegypti que se está efectuando en la provincia de Esmeraldas.

También hizo recomendaciones a las mujeres embarazadas para que eviten las picaduras de mosquitos: que duerman con toldos, que utilicen repelente infantil y ropa clara que las proteja de los insectos, como blusas mangas largas, pantalones y zapatos cerrados.

“Mi presencia aquí es para trabajar en conjunto con el equipo de salud en territorio y de una manera intersectorial”, dijo la ministra, que tiene la certeza de que las inundaciones pronosticadas por la estación invernal y el fenómeno El Niño aumentarán la incidencia de enfermedades que transmiten los mosquitos: el dengue, el chikunguña y el zika, y por tanto llama a la población a unir esfuerzos para acabar con los criaderos de los insectos.

La alerta también ya la dio la Organización Mundial de la Salud (OMS), que anunció, además, la investigación de un aparente nexo entre el zika y un aumento de microcefalia en fetos en Brasil, donde miles de bebés han nacido con cabezas inusualmente pequeñas en los últimos meses.

El portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, precisó que se han registrado 3.893 de microcefalia en Brasil, con 49 muertes.

Ante la acelerada expansión del virus y los altos riesgos, el gobierno de Estados Unidos incluyó a Ecuador en la lista de veintidós países en América Latina, el Caribe y otras regiones que deben evitar las mujeres embarazadas, debido al zika.

Situación nacional

El Niño mantiene al país en excepción

El fenómeno climático El Niño afectará a 60 millones de personas en el mundo. De hecho, ya ha afectado a 4,5 millones por la sequía en el corredor de Guatemala, Nicaragua, Honduras y El Salvador, en Centroamérica.

La cifra sale de un estudio de la Organización Mundial de la Salud, presentado ayer con base en las predicciones de la Organización Mundial de Meteorología (OMM), de que este evento ya es el más fuerte de los últimos tres lustros y va camino a convertirse en uno de los más potentes de los últimos 65 años.

Para Ecuador y otros cinco países de la región (Perú, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), la predicción es que habrá lluvias por encima de la media hasta mediados de mayo. La actualización del pronóstico mundial llega un día después de que el Gobierno anunciara la extensión, por 30 días más, del estado de la emergencia por el fenómeno climático que, según los científicos locales, todavía no impacta al país, pero que está en camino una gran onda Kelvin de agua caliente que arribará a las costas sudamericanas a finales de febrero, que podría generar fuertes precipitaciones.

Hasta ahora, cuando estamos a una semana de que finalice enero, las lluvias solo han superado los índices normales en las provincias de Galápagos, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas y el norte de Manabí.

Con excepción de la Península de Santa Elena, en donde las precipitaciones continúan por debajo de lo normal, en el resto de la región costera la situación es de normalidad, según la comunidad científica local. RTG