Estado de excepción: Resistencia ciudadana a las restricciones impuestas por el COE

  Actualidad

Estado de excepción: Resistencia ciudadana a las restricciones impuestas por el COE

En Salinas y La Libertad se registraron impases con turistas al ingresar a la playa, además de reuniones y una misa campal

FERIADO
Un agente de Policía dispersa a turistas en la playa de Salinas.JOFFRE LINO / EXPRESO

La turista colombiana Janeth Cardona y su amiga, la guayaquileña Mélida Rodríguez, le pedían al sargento de la Comisión de Tránsito Jonathan Córdova que les permita ingresar por cinco minutos al mar de Salinas, provincia de Santa Elena.

4b78bddc12f7e6975944efbd4505953b91c1489f

Ecuador suma 1.137 casos en un día y acumula 333.175 positivos por covid-19

Leer más

La extranjera argumentaba no haberse enterado de la medida que rige en el cantón de Santa Elena, provincia que no está en la lista de las 8 jurisdicciones en estado de excepción pero que adoptó medidas en el marco de este feriado.

“No conocía de esta prohibición, recién llegué ayer a Ecuador y le pedí a mi amiga que me acompañe a Salinas, quiero disfrutar un ratico de la playa, por favor, su merced”, suplicaba la foránea ante la negativa del uniformado, quien le respondió: “No se va a permitir a nadie que ingrese a la playa, peor bañarse en el mar. Lo siento por usted, que no es de acá. Además, la señora que le acompaña conoce de esto y es mejor que camine por el malecón y se deleite de los ceviches, porque a la arena no puede pasar”.

Minutos después de este episodio, otro grupo de turistas intentó ubicarse en la playa, pero rápidamente elementos policiales y metropolitanos de Salinas acudieron para desalojarlos. “Conocen de la prohibición y si desobedecen vamos a sancionarlos, tengan la bondad de salir”, les indicó Dalinda Ramírez, directora de Justicia y Vigilancia del balneario.

En este cantón peninsular participan 200 agentes de seguridad entre policías, vigilantes de tránsito y metropolitanos que controlan las playas. En el primer día de asueto se reportaron ocho intentos de ingreso de personas al mar, que se produjeron en San Lorenzo, Chipipe, Puerto Lucía, Costa de Oro y Petrópolis.

Esta vez para evitar las desobediencias de los turistas se contó con la presencia de uniformados en todos los sitios a los que por lo general acuden personas a bañarse. Asimismo, los agentes de seguridad trabajaron con base en denuncias ciudadanas que indicaban que en determinado sector se encontraban personas en la playa.

“Tengo mi departamento al pie del mar, es solo mi familia la que está aquí, no estamos ingiriendo bebidas alcohólicas o acusando escándalo. Me parece exagerada la medida de que nos saquen de la playa cuando hay otros lugares donde está la gente amontonada y no les dicen nada”, reclamó el ciudadano Jorge Andrade.

Pero las situaciones más complejas de desobediencia ciudadana se presentaron en La Libertad, también cantón peninsular. En este lugar se clausuró un centro deportivo ubicado en las inmediaciones del malecón, en el que se encontró a personas practicando deportes, jugando billar y consumiendo licor.

Pero esa no fue la única novedad en la urbe, pues también se registraron aglomeraciones de personas en una misa campal en la iglesia católica Virgen del Carmen y San Benito. Aunque los fieles llevaban sus mascarillas puestas, no se respetó el distanciamiento.

WhatsApp Image 2021-04-02 at 10.12.39 PM (1)

Controles en Guayaquil por relajamiento en el toque de queda

Leer más

Además, en el estadio de las Acacias las autoridades suspendieron un encuentro deportivo con gran cantidad de público en las gradas. “Deben entender que es por el bien de su salud que se realiza esta acción. Mientras ustedes aquí y se divierten están propensos a contagiarse con el virus. Cuando vayan a sus casas van a expandir la pandemia a sus familiares y así nunca vamos a terminar con esto”, dijo en tono molesto el intendente de Policía, Alex Montesdeoca.

En la zona norte peninsular fueron retirados pequeños grupos de personas que estaban en las playas de Montañita, Olón, San José y Las Núñez. Ellos decían que eran propietarios de las viviendas que se asientan al pie de la playa y que por pocos minutos deseaban acudir al mar.

Playas: El sector turístico sufre el golpe de las medidas 

“Estamos sufriendo las consecuencias de la desobediencia y del mal manejo del control de la pandemia de parte del Gobierno Nacional y local. A un año nada ha cambiado, seguimos igual”, sentenció Teresa Quiñones, una de las servidoras turísticas de la zona del Humboldt del cantón Playas, provincia del Guayas, quien al igual que sus 24 compañeros prefirió mantener sus locales cerrados ante la falta de turistas por el cierre de la playa. De la misma manera, otros comedores a lo largo de más de tres kilómetros de playa no abrieron. Se estima que el 90 % de las cabañas de la playa no abrieron, señaló Juan Mite, dueño de un local. “El COE cantonal nos ha dicho que sí podemos vender comida, ¿pero a quién si el turista con las playas cerradas no llega?”, dijo Azucena García, dueña de un comedor. Luis Daniel Laverdy, presidente de la asociación de hoteleros y dueño del hotel de su mismo nombre, dijo que de las 40 habitaciones no alquiló ninguna. Otros hoteles, como Sinfonía del Mar, Bellavista, Palmeto, tuvieron que devolver las reservaciones, según Laverdy, quien añadió que el anuncio del cierre de playas llegó muy tarde. Por lo menos, cada hotel dejó de percibir unos 5.000 dólares en este feriado, aseveró.