Las remesas son la fuente de oxigeno de la economia

  Actualidad

Las remesas son la fuente de oxigeno de la economia

Guayas. Es la que más recursos recibió. Del total de ingresos ($ 2.840 millones), el 28,16 % arribó a esta provincia. Le siguen Azuay y Pichincha.

Guayas. Es la que más recursos recibió. Del total de ingresos ($ 2.840 millones), el 28,16 % arribó a esta provincia. Le siguen Azuay y Pichincha.

En el 2017, un año en el que oficialmente se habla de una recuperación económica, las remesas jugaron un papel importante. Por ese concepto, a Ecuador ingresaron $ 2.840 millones, un 9,16 % más del monto que los emigrantes enviaron al país un año antes.

Para las autoridades del Banco Central del Ecuador (BCE), esta fuente de ingresos sirvió para dar mayor equilibrio a la balanza de pagos y con ello alimentar la liquidez en una economía que iniciaba su etapa de recuperación. Para Verónica Artola, gerente de esta entidad, el mayor ingreso de remesas, junto a otros factores como una mayor entrega de crédito y financiamiento estatal (vía deuda), fue lo que impulsó el consumo de los hogares y lo que, en consecuencia, permitió, que el año pasado el país cerrara con un crecimiento, aún estimado, del 1,5%.

Del total de recursos que arribaron al país, Guayas fue la provincia más beneficiada al recibir $ 799,9 millones, un 29 % del total. En la lista le siguen Azuay (con $ 621,8 millones) y Pichincha ($ 425,2 millones). Según el BCE, estos recursos en su mayoría provinieron de emigrantes que residen en Estados Unidos. De allá vinieron $ 1.588 millones, un 8,6 % más que en el 2016. Le sigue España con $ 766 millones, un 11,8 % más.

Este mayor ingreso de divisas, refieren los analistas, es un buen termómetro del nivel de recuperación de la economía internacional. Un hecho que repercute positivamente en Ecuador, porque permite que la gran mayoría de emigrantes se anime a enviar dinero a sus familiares y con ello dinamizar el ingreso de divisas y el consumo de bienes en el país.

Alberto Acosta Burneo, economista y editor de Análisis Semanal, menciona que si bien las remesas son una fuente de liquidez importante (que hoy representan más de un 2 % del PIB), el Gobierno debería garantizarse fuentes de ingresos más seguras y permanentes. Sobre todo ahora que el Estado empieza a ser el principal consumidor de liquidez económica, pues cada año debe reunir ingentes cantidades para honrar el pago de la deuda que supera los $ 40.000 millones. Un hecho que, aclara, el país no lo había vivido en años anteriores. El reto del Gobierno, explica, es lograr retener las transferencias, vía depósitos, que hacia el exterior realizan cada vez más ciudadanos como método para salvaguardar sus ahorros. O la de suministrar en el mercado una mayor confianza para que mayor inversión internacional arribe al país. En esto último, dice, la eliminación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) sigue siendo clave.

El ingreso y salida de divisas

Países emisores

El 55,9 % de las remesas que arribaron al país en el 2017 provino de los envíos que hicieron los emigrantes de Estados Unidos. Eso significó $ 1.588 millones. El resto, el 26,9 % vino de España y el 5,4 %, de Italia.

Lo que se envía

En el año 2017, también hubo un monto de dinero que salió de Ecuador, por concepto de remesas. Este alcanzó los $ 356,9 millones. El 32,7 % (116 millones) salió de la provincia del Pichincha. De Guayaquil se emitieron $ 98,4 millones.

A dónde se va

Del dinero que se envió fuera del país, el 59,6 % se destinó a Colombia, eso significó $ 212,9 millones. En la lista de países destinatarios le siguen Perú, con $ 50,6 millones y China, con $ 17,5 millones.

html