Regalitos navidenos

  Actualidad

Regalitos navidenos

Seguramente muchos de ustedes habrán tenido reuniones entrañables con sus seres queridos, celebrando esta hermosa fecha de profunda connotación cristiana. Sentimientos encontrados, con las fibras emocionales a flor de piel. Entre tanto problema y agitación diaria, momentos como estos son definitivamente invaluables.

Muchos corrimos emocionados al árbol de Navidad para encontrar regalos meticulosamente envueltos, que denotan el cariño y cuidado que tenemos para los nuestros. Entre estas maravillas encontramos algunos que venían directamente desde Carondelet. No estaban bien envueltos; demuestran la crisis y falta de recursos del gobierno. El primer paquetito no lo hubiera querido abrir nunca. En este nos suben los precios de los combustibles, medida necesaria, pero igual nos duele. Algunas lágrimas nos han arrancado. El segundo regalo es el incremento salarial, que al final del día deja descontentos a empleados y empleadores. El tercer regalo es un tanto halagador: han iniciado la conformación de la Corte Constitucional con profesionales preparados, unos en la academia y otros en el transcurso de su vida profesional.

Seguimos buscando. Pero faltaron regalos por llegar, entre estos tenemos el del avance en los procesos fiscales contra los mano-larga de la década perdida. Tampoco llegó el regalo que tenía la reducción radical del gasto público; este seguro les debe estar tomando tiempo y nos lo darán como sorpresa el Día de Reyes.

No nos llegó la cajita bonita conteniendo todas las medidas para la reactivación del aparato productivo nacional. Cuidado y no nos llega nunca. O al revés, lo cargan con más gastos para terminarlo de sepultar. El que sí llegó fue uno que tenía tarjeta escrita en mandarín, donde nos prestaban alguito de dinero, pero con tasa de intereses corporativos de banco privado ecuatoriano.

Ya ha quedado el árbol vacío, esperando que el próximo año nos traiga nuevos vientos y mejores días para nuestro país. Quiero aprovechar esta ocasión tan especial, para desearles a todos una muy sentida y feliz Navidad.