La raiz del problema

  Actualidad

La raiz del problema

El movimiento progresivamente.org nació del Grupo de Puebla en una reunión de pares anarquistas entre el 12 y el 14 de julio, en México. Su proclama inicial dice: “Los espacios políticos progresistas de la región necesitan adueñarse del mañana”; sigue la proclama: “Cotejar pensamientos y diagnósticos, modos organizativos y de persuasión, modelos de transmisión y solidaridad horizontal. ...”. La hoja de ruta se cumple al pie de la letra, con recursos no transparentados están logrando desestabilizar las democracias latinoamericanas, tal como públicamente lo reconoció Maduro. Su estrategia es la degradación de los valores morales, generación de caos, promoción de la lucha de clases, destrucción de vías de movilización, toma de servicios básicos, ataques a los medios de comunicación, hasta forzar un cambio de gobierno e implementar un régimen similar al cubano o al venezolano.

Merece un análisis psicológico la reacción popular. ¿Cómo se justifica que ciudadanos normales se comporten como criminales? Muchos pueden decir que se debe a que han sido desatendidos, ignorados, humillados y marginados, pero la iracunda reacción violenta y desproporcionada que hemos visto en Chile, Bolivia, Ecuador, con postales apocalípticas como metros incendiados, edificio de contraloría en llamas, bancos destruidos, centros comerciales saqueados, entre otros, todos estos son hechos condenables desde cualquier punto de vista. Solo se entienden como una maquiavélica manipulación con una estrategia dirigida que aprovecha el malestar de los ciudadanos y mediante la organización de guerrillas urbanas, seguramente financiadas con dinero del narcotráfico, o de la corrupción, incendian sentimientos y vuelven cenizas ciudades.

A la mortífera ecuación sumatoria de agenda antisistema, narcopolítica, terrorismo, fraude, caos, violencia y muerte, hay que enfrentarla con un nuevo modelo que garantizando libertad, paz, prosperidad y sobre todo equidad, nos haga recuperar ser el continente, no solo rico en recursos naturales, sino rico en creatividad para salir del infierno actual.