El pueblo exige la verdad

  Actualidad

El pueblo exige la verdad

hasta tanto el CNE no concluya con todos los procedimientos establecidos en el Código de la Democracia, no puede todavía hablarse de un presidente de la república electo. Por esta razón la declaración que hizo su presidente, en el sentido que los resultados entregados al país, en la fecha de dicha declaración eran irreversibles, no puede ser aceptada legalmente porque no se han cumplido aún con las formalidades inherentes a las impugnaciones, apelaciones que constan en el Código de la Democracia y que, por lo tanto, no pueden soslayarse por motivo alguno. Irreversible significa que no puede volverse hacia atrás. La realidad de los hechos está demostrando que no hay tal irreversibilidad, pues tanto la alianza CREO-SUMA como el movimiento Alianza PAIS, han presentado ante el CNE impugnaciones en lo tocante a los resultados electorales, razón por la cual CREO-SUMA respaldado en la ley ha pedido a este organismo un nuevo escrutinio manual voto a voto de la totalidad de las urnas correspondientes a las elecciones en la segunda vuelta. CREO-SUMA fundamenta su petición en que encontró 1.795 actas con irregularidades tanto de fondo como de formas, y 2.448 actas con diferencias numéricas que significan 1’098.196 de votos, y que asimismo se han registrado asignaciones contrarias a la realidad con la merma de votos para el binomio Lasso-Paez, así como el argumento que el sistema informático del CNE no rechaza los datos equivocados, razón por la cual no rechazó actas donde habían más votos que votantes.

El país considera que estas impugnaciones deben ser tratadas con transparencia, porque no sería conveniente, por motivo alguno, que se declare electo a un binomio sobre el cual pesará en el futuro el hecho de no tener legitimidad. Esta falta de legitimidad sería muy grave por mil razones; por lo que el CNE, en cumplimiento de la ley, no tiene otra alternativa que la de aceptar y tramitar las impugnaciones.

El país debe saber que no podrá hablarse de un binomio electo, hasta que no hayan concluido todas las apelaciones que franquean las leyes para estos casos.