El proyecto de ley de feriados costaria 1.920 millones de dolares, dicen los empresarios

  Actualidad

El proyecto de ley de feriados costaria 1.920 millones de dolares, dicen los empresarios

El documento, que llegó a la Comisión de los Trabajadores de la Asamblea Nacional, explica que si la reforma estuviera vigente ahora, los ecuatorianos tendrían cinco días más de descanso, es decir 12.

El proyecto de ley de feriados costaría 1.920 millones de dólares, dicen los empresarios

El costo es alto. Incrementar los días de los feriados, como plantea el proyecto de reformas a la Ley de Servicio Público y al Código de Trabajo, costaría unos 1.920 millones de dólares. Es decir, un 2 % del Producto Interno Bruto (PIB). Esto según un estudio técnico de la Cámara de Industrias y Producción.

El documento, que llegó a la Comisión de los Trabajadores de la Asamblea Nacional, explica que si la reforma estuviera vigente ahora, los ecuatorianos tendrían cinco días más de descanso, es decir 12.

Dejar de producir por ese lapso afectaría a la economía del país en 384 millones de dólares diarios. El sistema actual tiene siete días festivos.

El estudio destaca, también, proyecciones para los siguientes años. En 2017, por ejemplo, la ley generaría tres días más de descanso. Al año siguiente, subirían tres días libres. En total, el ecuatoriano descansaría 11 días en 2017 y 2018 (ver cuadro).

Para la Cámara de Industrias y Producción, otorgar más tiempo para recreación no es lo negativo. La idea de impulsar a la industria turística es loable, dicen, pero se está ignorando a empresas e industrias que no pueden descansar. En la lista están, por ejemplo, la industria textil, de alimentos, petroleras, mineras y florícolas.

Xavier Sisa, director jurídico de la Cámara, dijo a EXPRESO que el precio es alto para quienes tendrán que pagar horas extraordinarias y suplementarias al 100 % de recargo por los días que no serán recuperables.

Pone como ejemplo a las empresas textiles. Allí existen unos 120.000 trabajadores y, con la reforma que se debatirá la próxima semana en el pleno de la Asamblea Nacional, habría un impacto de tres millones de dólares de pago por día de descanso obligatorio.

Una empresa de bebidas tendría una situación similar. Una sola de las grandes operadoras del mercado tendría afectaciones estimadas de 180.000 dólares diarios.

Miguel Ángel Puente, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias Franco-Ecuatoriana, conversó con este Diario y dijo que el lado positivo de la reforma es que, desde el inicio del año, se sabrá los días libres. Eso ayudará a organizar reuniones, jornadas y compromisos del sector privado. En el lado negativo, en cambio, ve un problema de coyuntura.

El empresario resaltó que aunque la intención es positiva, lo que menos necesita el país ahora es días sin producción. “No es el momento adecuado”, dijo.