En el proximo Clasico el Idolo puede ser campeon

  Actualidad

En el proximo Clasico el Idolo puede ser campeon

Una proyección de Diario EXPRESO, basada en el rendimiento que los equipos mantienen en el campeonato ecuatoriano de fútbol, determina que el domingo 27 de noviembre, fecha en la que se disputará el Clásico del Astillero en el estadio Monumental, Barc

Clave. El triunfo ante Emelec le permitió a Barcelona darle una estocada al único rival que podría pelearle la etapa.

Una proyección de Diario EXPRESO, basada en el rendimiento que los equipos mantienen en el campeonato ecuatoriano de fútbol, determina que el domingo 27 de noviembre, fecha en la que se disputará el Clásico del Astillero en el estadio Monumental, Barcelona podría alcanzar su estrella 15.

Es verdad que en el fútbol nada está escrito, pero si la tendencia se mantiene, el Ídolo ecuatoriano llegaría al duelo ante los azules con siete puntos de ventaja, por lo que solo necesitaría un empate para quedar fuera del alcance de su tradicional rival. Con la igualdad mantendría la diferencia y luego de ese partido solo quedarían seis unidades en juego.

Todo se da para que los amarillos alcancen su objetivo. Además de haber doblegado al único rival que pone en peligro el camino hacia el título, tiene un compromiso diferido y la mayoría de los contrincantes que constan en su agenda son, teóricamente, accesibles.

Partiendo por Delfín, elenco al que medirá el domingo en su reducto del estadio Monumental, los dirigidos por Guillermo Almada recibirán a: Independiente José Terán, Emelec y Aucas; completarán el año visitando a: Universidad Católica, Fuerza Amarilla, El Nacional y Mushuc Runa.

‘Católicos’, ‘militares’ y ‘millonarios’, Emelec son los únicos que podrían darle pelea.

Además de estar abajo en la tabla de posiciones, el tricampeón tendrá que visitar a: El Nacional, Deportivo Cuenca, Barcelona y Delfín. Solo recibirá a: Liga de Quito, Aucas y Universidad Católica.

Adicionalmente, los ‘canarios’ tienen la ventaja de un mejor gol diferencia y dos clásico ganados contra uno, algunos de los factores que el reglamento toma en cuenta para un potencial desempate.

Almada maneja la situación con prudencia. Dice que “se ha ganado un partido importante, pero aún hay un largo camino por recorrer”.

En la otra orilla, Alfredo Arias reconoce que la derrota ante Barcelona “golpeó muy fuerte al plantel”.

Todo parece sentenciado, pero la pelota tiene alma de mujer y suele ser caprichosa. MGD