Actualidad

Protesta del gremio

Medida. En la última fecha, varios árbitros mostraron gigantografías en las que hacían ver su molestia con el Tribunal de Apelaciones.

La disminución de la pena que la Comisión de Disciplina de la Federación Ecuatoriana de Fútbol le aplicó al lateral de Barcelona, Pedro Pablo Velasco, fue la gota que derramó el vaso. Los árbitros consideran que el Tribunal de Apelaciones de la FEF les restó autoridad y por eso tomaron una drástica medida.

En carta dirigida a Carlos Villacís, presidente de la FEF, Luis Muentes, principal de la Asociación Ecuatoriana de Árbitros de Fútbol (AEAF), comunicó que los integrantes de su gremio no acudirán a las sesiones del Tribunal de Apelaciones, por considerar vulneradas las decisiones que toman dentro del terreno de juego.

“Cuando se ha convocado a los señores árbitros (al Tribunal de Apelaciones) a explicar sobre las decisiones disciplinarias realizadas en un partido de fútbol, se ha irrespetado el criterio técnico, por tal motivo los árbitros del país no asistiremos a ninguna convocatoria realizada por dicho Tribunal”, señala el comunicado en su parte medular.

“Ellos (los miembros del Tribunal) nunca dan un concepto técnico (de sus resoluciones), porque no lo conocen. Son varias veces que han tomado este tipo de decisiones, violando toda norma. Los futbolistas ahora creen que toda infracción que cometan puede ser salvada en el Tribunal de Apelaciones”, acotó Muentes.

Según el reglamento, si algunos de los involucrados en las sanciones -en este caso los árbitros- no acude a las audiencias del Tribunal de Apelaciones, este no podrá sesionar y por ende estará imposibilitado de actuar. MGD