La propuesta de Nebot

  Actualidad

La propuesta de Nebot

Pareciera que la propuesta fue pensada y elaborada cuidadosamente. Tenía que ser una fórmula de esas que llaman ganar-ganar. Si el audaz, pero práctico planteamiento se acogía, tenía la condición de autor del mismo. Si se lo desechaba, luego de los resultados podría decir: se los advertí.

Creo, sin embargo, que nada de lo antes señalado estuvo en la mente del alcalde. Conociendo ser uno de los “grandes electores” del Ecuador y habiendo sido él mismo uno de los propuestos para liderar el cumplimiento de la complicada tarea de reorientar el futuro del país, su negativa reiterada de aceptar dicha representación lo ha llevado a intentar una alianza con potencialidades de victoria. Aunque no le ha ido bien con el intento denominado La Unidad, no quiere ser culpado por abstenerse de participar en “vivo y en directo”, esto es con plata y persona, como causante de una nueva victoria del actual régimen y por ello se permitió hacer el ensayo que acaba de ser rechazado por Moncayo y Lasso. Ahora ya nadie lo podrá inculpar por los resultados electorales cuando estos sean una nueva derrota. Ahora ya no tendrá que llenarse de paciencia para resistir los comentarios no solicitados de los consejeros espontáneos que hasta ahora le insistían en que se lance. Hasta aquí los hechos.

Lo que viene por delante es especulativo. Rara campaña la de los opositores: todos quieren ser el segundo, el que entra a la segunda vuelta. Para no volver a quedar “segundo” en ella, se requiere de una campaña muy cuidadosa de modo que sin dejar de pelear por los votos se pueda aspirar a conseguir, poco más tarde, los de los contrincantes. Pero para quedar segundo hay que pelear en firme. Alejarse del pelotón de los secundones. Hay que “probar” que los otros no sirven, que tienen esto y aquello, y entonces se van a producir resentimientos potencialmente insalvables.

¿Cómo sumar en la segunda vuelta? ¿Bastará la voluntad de que Lenín no perpetúe lo ahora repudiado para derrotarlo? ¿Bastará la cada vez más evidente corrupción como razón para quitarle respaldo? En fin, para qué seguir. Hoy es un día de fútbol

huertaf@granasa.com.ec