Actualidad

El estado de propaganda

¿Por qué los ecuatorianos mantenemos al partido de la revolución en vez de sus afiliados? ¿Es justo pagar la costosa autopromoción del Gobierno con impuestos, deuda y recursos empeñados? A los forajidos les sale gratis su gigantesca corporación electoral enchufada al presupuesto. Son 10 años de despilfarrar cifras multimillonarias tras el parapeto de ‘medios públicos’ y demás órganos disfrazados de la represión mediática. Los ‘informativos’ de los canales incautados son repetidoras de la agenda partidaria pasada por ‘información de interés público’. ‘Las dictaduras de partido único reprimen bajo estado policial y desinforman bajo estado de propaganda’.

Paul Tapia Goya