Actualidad

Un pronostico de lluvias dispersas para las provincias costeras

Santa Elena. Las playas están listas para recibir hoy a los turistas.

El año termina con la presencia de finas lloviznas en el litoral ecuatoriano que, según los agricultores, sufre de una severa sequía que está afectando la producción agrícola y ganadera de la región.

Hasta ayer en la tarde no se había registrado la caída de lluvias en ninguna ciudad de la zona costera del país que recibirá gran afluencia de turistas durante este feriado de tres días que termina el lunes.

Según el pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) hasta ayer, a la medianoche, se esperaban lluvias dispersas y aisladas en las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Santa Elena, Los Ríos y El Oro.

En Manta y Salinas, las dos ciudades costeras que albergan la mayor concentración de turistas por el feriado de Año Nuevo, se preveían lluvias aisladas, pero estas no habían caído hasta el cierre de edición, en la tarde.

En general, la temperatura en la región también estará alta, entre 23 y 31 grados centígrados. También se pronostica cielos parcialmente nublados con claros, que prevén un excelente clima para disfrutar del mar y la playa.

Miles de turistas habían llegado hasta ayer a los principales balnearios del país.