Coronavirus: La Iglesia acata las medidas y confirma la suspensión de procesiones para Semana Santa

  Actualidad

Coronavirus: La Iglesia acata las medidas y confirma la suspensión de procesiones para Semana Santa

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana también pidió a las Diócesis que cancelen los retiros, asambleas, congresos y jornadas de catequesis.

Procesion
En varias ciudades del país se desarrollan procesiones y otras celebraciones religiosas por Semana Santa.Archivo / Expreso
Otto

Coronavirus: Prohibición de ingreso de vuelos internacionales y suspensión de procesiones en Ecuador

Leer más

La Iglesia Católica anunció este 14 de marzo de 2019 que acatará las últimas disposiciones que emitió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para tratar de contener la propagación del COVID-19 en el país.

En cadena nacional, el vicepresidente Otto Sonennholzner dio a conocer cerca de quincena de nuevas medidas que se empezarán a aplicar de inmediato. Una de ellas, la prohibición de todo evento de asistencia masiva, incluyendo las procesiones religiosas programadas para Semana Santa.

Hasta hace pocas horas, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) había anunciado que estudiaría la celebración de estos actos de fe, teniendo en cuenta la evolución del coronavirus en el país. Esta posición cambió con el anuncio que hizo el COE.

Agradecemos la cooperación y compresión de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y otras instituciones religiosas que tenían planificado algún tipo de procesión o actividad masiva.

Otto Sonennholzner
​Vicepresidente de la República

En un comunicado, la CEE pide a cada una de sus jurisdicciones (Arquidiócesis, Diócesis y Vicariatos) que suspendan los encuentros para grupos numerosos como retiros, asambleas, congresos y jornadas de catequesis.

WhatsApp Image 2020-03-13 at 19.04.02

Arquidiócesis de Guayaquil analizará las condiciones para realizar las procesiones

Leer más

Los sacerdotes podrán celebrar misas, pero estas deberán hacerse de forma privada, y los obispos deberán dispensar temporalmente la obligatoriedad de la misa dominical en cada una de sus jurisdicciones.

Las procesiones de todo tipo durante el Domingo de Ramos, previstas para el 5 de abril, así como las movilizaciones católicas del Viernes Santo, quedan totalmente suspendidas, señala en el comunicado la Conferencia Episcopal.

A cambio, se propone que las principales celebraciones dominicales, así como las programadas por Semana Santa sean trasmitidas a través de plataformas digitales, medios de comunicación públicos y privados.

La semana próxima, los templos que puedan garantizar medidas sanitarias óptimas, así como el apoyo de laicos que ejerzan un control, permanecerán abiertos para oraciones personales y comunitarias no muy grandes.