Actualidad

Prematuras postulaciones

Con bastante anticipación se pueden oler ya ciertos tufos electorales para los comicios seccionales del 2019, es decir un año antes de que celebremos el Bicentenario de la Independencia de Guayaquil. Y en cuanto a la provincia del Guayas y a la ciudad de Guayaquil, las más pobladas y activas del país, se han puesto en vitrina ciertos nombres de, por supuesto, personajes que están actuando activamente ya en la cosa pública o ya en los reductos partidistas. Como al parecer, si es que el pueblo así lo decide con su respuesta en la Consulta Popular, no jugará ya lo de la reelección indefinida, podría producirse en parte un reciclaje, pasando los candidatos de una función a otra, tales los casos de Jimmy Jairala, actual prefecto, que podría aspirar a la Alcaldía de la Perla; o doña Doménica Tabacchi, actual vicealcaldesa, que pretendería subir un solo escalón municipal para suceder al ‘Chino’; o el actual gobernador Cevallos, calificado como Las manos del Ecuador, cuando cuidaba la portería de los “ligados” y de la Tri, que también podría ser la figura oficialista, digamos verde flex, para comandar el concejo guayaco.

Y claro que tienen que tomarse en cuenta también las pretensiones de Abdalá, que se autocalificó como ‘el loco que ama’, llegado al país después de un largo exilio en la tierra de los “Panama Papers”, y que sería el postulado por el partido que él mismo fundara con el nombre de Roldosismo y que ahora cambió de divisa, Fuerza Ecuador, bajo el mando de su hijo Dalo, quien ya fue candidato presidencial en las pasadas elecciones en que triunfó Lenín Moreno. No podemos olvidar a Cynthia Viteri, quien es la figura emblemática número dos (después de Nebot, quien ha jurado por lo más santo que se retirará a sus cuarteles de invierno cuando termine las funciones ejercidas por un muy largo período) del Partido Social Cristiano, al que se agrega también el nombre de Madera de Guerrero.

Sin embargo, muchas cosas pueden pasar en el tiempo que falta para estos comicios en los que determinadas agrupaciones están pidiendo que los prefectos sean elegidos solamente por la población rural. A tener paciencia, pues, y a esperar con santa calma. Que solamente así se consigue el cielo.