Actualidad

Prefecta de Quito ofrece apoyo de Gobiernos locales para plan de vacunación

Pabón mencionó como vía para agilizar el plan nacional la posibilidad de que los Gobiernos locales puedan importar vacunas por si mismos

paola pabón
Pabón ofreció poner a disposición del Gobierno nacional sus centros de atención y personal capacitado para apoyar un programa masivo de vacunación, ante el colapso y la demora del plan oficial de inmunización.EFE

La prefecta de Pichincha, Paola Pabón, ofreció este miércoles poner a disposición del Gobierno nacional ecuatoriano los centros de atención y personal capacitado de su provincia para apoyar un programa masivo de vacunación, ante la demora del plan oficial.

vacuna coronavirus

Ecuador recibirá más de 1,3 millones de vacunas anticovid la próxima semana

Leer más

"Úsenos", instó Pabón a las autoridades sanitarias del país, tras señalar que su prefectura tiene capacidad para vacunar contra la covid-19 a "unas 8.000 personas a la semana".

"Si nos usan, podríamos avanzar en la vacunación" general del país, porque los Gobiernos locales tienen una capacidad y personal para llevar adelante "un plan de vacunación más efectivo", señaló en declaraciones a Efe.

Según Pabón, son 221 municipios, 23 Gobiernos provinciales y 822 juntas parroquiales los que podrían activar sus unidades de atención sanitaria y resolver la crisis generada por el colapso del sistema informático y otras irregularidades investigadas en el marco del plan nacional de vacunación del Gobierno de Lenín Moreno, como el que se haya privilegiado a ciertas personas.

De momento, según el portal del Gobierno para la vacunación, 121.054 personas han sido inmunizadas, lo que supone el 6,05 por ciento de los dos millones previstos para la fase 1 en curso.

Pabón, dirigente del movimiento opositor correísta y que también ha criticado la gestión del Gobierno en la pandemia, mencionó como vía para agilizar el plan nacional la posibilidad de que los Gobiernos locales puedan importar vacunas por si mismos.

Ese pedido ya ha sido hecho por varias autoridades locales, como la alcaldesa de la ciudad costera de Guayaquil, Cynthia Viteri, quien incluso ha presentado un recurso de protección contra el Ministerio de Salud y Pfizer, para que se levante la exclusividad de contratación entre la farmacéutica y el Ejecutivo.

Las autoridades sanitarias ecuatorianas han puesto restricciones como la imposibilidad de que se negocie con intermediarios cuando, según Pabon, "hay toda una tendencia mundial" para obtener mayores cupos de vacunas, lo que vuelve complicada cualquier tipo de negociación directa.

47d7a0b863edba69af5f35a59ce2f16fe3affc0d

Ecuador registra más de 2.700 casos de COVID-19 en un día y acumula 305.598

Leer más

La política también criticó que en el país sólo se permita el ingreso a unas pocas farmacéuticas, y que por ejemplo la rusa Sputnik V, aprobada por varios países europeos y americanos, no haya sido autorizada aún por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Hasta ahora, Ecuador ha autorizado las dosis de las farmacéuticas estadounidense Pfizer, la británica AstraZeneca, la china Sinovac y la Covax, bajo iniciativa de la Organización Mundial de la Salud.

Pabón apuntó que si se permitiera a los Gobiernos locales negociar las vacunas, se podría avanzar "como ya lo hemos hecho durante toda la pandemia, articulándonos entre nosotros" para obtener medicamentos y test para la detección de la covid-19.

Técnicamente, Moreno sí ha permitido a los Gobiernos locales la compra separada de vacunas, pero las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca informaron el pasado 10 que no venderán más que al Gobierno nacional, lo que imposibilita la adquisición a menos que el Ministerio permita hacerlo a través de intermediarios.

Pabón se mostró esperanzada de que la vacunación avance de forma acelerada con el nuevo gobierno que sustituirá al de Moreno el próximo 24 de mayo, por el que competirán su correligionario Andrés Arauz y el centroderechista Guillermo Lasso en el balotaje del 11 de abril.

"Hay muy poca posibilidad en estos meses de destrabar el tema de vacunas", pues "no hay un plan de vacunación serio" y hay muchas denuncias de irregularidades que han hecho "que se pierda la fe en la autoridad sanitaria", apuntó la prefecta de Pichincha.