Portete, una via sin giros a la izquierda

  Actualidad

Portete, una via sin giros a la izquierda

Como acostumbra hacer cada vez que acude a visitar a un familiar que vive en el sector, el conductor Leonardo Vásquez se ubicó en el carril izquierdo de la avenida Portete, en sentido este-oeste, para girar en la calle 17.

Nueva señalización en las calles 17 y Portete

Como acostumbra hacer cada vez que acude a visitar a un familiar que vive en el sector, el conductor Leonardo Vásquez se ubicó en el carril izquierdo de la avenida Portete, en sentido este-oeste, para girar en la calle 17.

En el momento en que iba a virar, un agente de tránsito lo detuvo para advertirle que la nueva disposición es circular de manera recta por la Portete.

En vano fue el pedido de Vásquez, quien aseguraba que se dirigía de urgencia a dos cuadras de allí y que para llegar a ese punto la nueva prohibición lo obligaba a recorrer unas seis calles más, aparte del tiempo que eso implicaba.

En ese instante él recién descubría las nuevas señales de tránsito que advierten del impedimento de girar a la izquierda en este transitado sector del suroeste porteño.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) tomó esta disposición al detectar que en sitio hay congestionamiento de manera frecuente por el exceso de entrecruzado.

Así que el sábado último reprogramó los semáforos de las intersecciones. Con los cambios se retiraron dos de los seis equipos. Con ello el tiempo de circulación en cada sentido subió de 20 a 40 segundos.

La Portete es la principal conexión del centro de la ciudad con el Suburbio; así como con la avenida del Bombero (Los Ceibos) y la vía a la costa. Por allí circulan también más de una docena de líneas de buses.

Precisamente, la prohibición de giros a la izquierda también se aplica, desde hace unos cinco años, en las calles 29 y 38, pero solo para buses.

Estas unidades viran una cuadra antes y se conectan con la paralela calle Argentina para continuar con el recorrido habitual. Aunque luego de las 19:00 o los fines de semana, algunos no la acatan por seguridad.

Ayer, cuatro agentes de tránsito se turnaron para advertir a los conductores sobre la nueva disposición en Portete y la 17.

Pero Vásquez insistía en que debió socializarse al menos un mes “y no efectuar los cambios en un fin de semana”.

“Debieron informarnos con anticipación, pues así teníamos tiempo para analizar otras rutas que nos convengan”, opinó.

El jefe de Planificación de la ATM, Freddy Granda, indicó que con las modificaciones se espera más flujo vehicular. La habilitación total de los dos carriles facilitará la circulación de los automotores. Por la subutilización de las intersecciones lo hacían solo 700 por hora.

Para el conductor Francisco Mora, no tiene sentido la eliminación del giro a la izquierda. “No era necesario porque no se trata de una vía que permanece congestionada”. A él no le quedó otra opción que parquearse para buscar otra ruta que lo pueda conectar a la 17 y dirigirse a la ciudadela Ferroviaria.

En el criterio coincide Francisco Carriel, otro conductor. “Quizá funcione como un plan B en horas pico, pero por ahora no, lo único que se logra es complicar el tránsito”, señaló.

Granda está consciente de los problemas que se presentarán al menos en estas dos semanas hasta que los usuarios logren adaptarse, “pero fue necesaria la medida, para recuperar las intersecciones del congestionamiento”.