Denunciante de dirigentes indígenas acudió a dar versión en la Fiscalía

  Política

Denunciante de dirigentes indígenas acudió a dar versión en la Fiscalía

Excandidato a prefecto pide que se investiguen las afectaciones que el paro de octubre dejó a la capital.

Marcelo Hallo
Marcelo Hallo también inició una querella contra el alcalde de Quito, Jorge Yunda.Karina Defas

Marcelo Hallo, excandidato a prefecto de Pichincha por el movimiento Libertad es Pueblo, se acercó a la Fiscalía a rendir una versión sin juramento sobre la denuncia presentada en contra de la dirigencia indígena por los presuntos delitos de instigación, sabotaje y terrorismo, en el contexto de las protestas de octubre.

El ciudadano dijo que ya se han adelantado diligencias en este caso como pedidos de vídeos y documentos. En este caso están citados a dar versión los dirigentes de la Conaie Jaime Vargas, Leonidas Iza y Rafael Pandam. Ellos fueron citados a la Fiscalía mañana miércoles, el jueves y viernes. Según él, aunque los dirigentes no participaron directamente en los actos vandálicos, “auparon a sus representados para cometer los actos conocidos en el paro como saqueos”.

Hallo dijo que hizo el pedido de investigación como parte de la sociedad civil. Resaltó que fueron evidentes los sucesos, actos vandálicos, terrorismo, saqueos y otros ilícitos cometidos en el contexto de la protesta.

Pero no fue la única denuncia que presentó tras las manifestaciones de octubre. En la Fiscalía de Pichincha, denunció al alcalde de Quito, Jorge Yunda, por omisión de medidas y protección de bienes.

Reiteró que es potestad del Municipio el control del tránsito, los agentes, entre otras obligaciones que se habrían dejado de controlar, según el denunciante. Añadió que la Fiscalía deberá investigar las funciones que debió cumplir el alcalde y que se dejaron de lado, durante el paro.

A las 11:00 en la Fiscalía había sido citado a dar versión el alcalde Yunda, pero se conoció que no acudiría a la diligencia y en su lugar comparecería el procurador síndico del Municipio.

Las protestas de octubre dejaron pérdidas económicas y daños a las propiedades en el sector del centro histórico de Quito. Además se registraron nueve fallecidos reconocidos oficialmente en distintas circunstancias y accidentes.