Actualidad

Los poetas del Club 7 resurgen en una nueva obra

A las 19:00. En la sala Aracely Gilbert, de la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, se presentará la obra ‘Los 7 que fueron cinco y viceversa’.

Gestora. La escritora Ximena Flores fue una de las mentalizadoras.

Ileana Espinel, Carlos Abadíe, Gastón Hidalgo, David Ledesma, Carlos Benavides, Miguel Donoso y Sergio Román pasaron a la historia de la literatura local como el Club 7, un grupo de poetas que marcó una época de fuerte contenido social en el verso ecuatoriano. Hoy, en la Casa de la Cultura, ellos resurgirán gracias a la obra ‘Los 7 que fueron cinco y viceversa’.

Se trata de un libro que recoge los perfiles de los miembros del Club 7 desde varias formas narrativas. Fue trabajado por los escritores Bernarda Gui, Juan Carlos Cucalón, Gabriela Ruiz, Ximena Flores y Neal Moriarty. Estos dos últimos fueron quienes mentalizaron la obra, que tomó cerca de dos años estructurar.

Han pasado más 60 años desde que el Club 7 se agrupó, por lo que la investigación exhaustiva fue imprescindible al momento de darle forma al libro. “Se han tomado en cuenta testimonios, biografías y bibliografías. Hemos viajado en el tiempo al Guayaquil de los años cincuenta, aquel que dio las condiciones necesarias con sus personajes, calles y cambios sociales” para el surgimiento de los protagonistas de esta propuesta, explica el texto introductorio.

Existen, también, párrafos con recuerdos de quienes conocieron a los integrantes del Club 7 o están relacionados con ellos, como sus familiares y amigos. Además de un valor agregado, con la inclusión del único integrante que les sobrevive, Sergio Román.

En el inicio del texto, habla él, en apenas unas líneas, para mostrar que aún está aquí: “En condición inevitable de sobreviviente de la generación ‘clubsiética’ (Guayaquil / 1951 - 1962), aprecio el vuelo de quíntuples plumas jóvenes que en esta publicación relampaguean con puntos suspensivos sobre la extinta imagen del ayer. Y, agradezco, SR”.

La pequeña misiva, ahora inmortalizada, fue firmada por el poeta el 5 de octubre de este año en Costa Rica, donde reside hace años.

‘Los 7 que fueron 5 y viceversa’ se convierte, a decir de Freddy Ayala, en un ejercicio estimulante para retomar a este conjunto de autores de la segunda mitad del siglo XX. Se trató de un grupo literario que, por el momento social y político que vivía la ciudad (entre esos el boom cacaotero) fue sensible en su mirada a las dinámicas urbanas.

Ximena Flores, quien visitó EXPRESO para hablar de la obra -y una de las coautoras- eligió para el perfil a Carlos Benavides. Cuenta parte de su vida en una obra teatral de dos actos, donde incluye poemas del autor. “Lo escribí porque mi padre trabajó con él. Usé narrativa teatro porque era su fuerte. Destacó en las tablas”.

A Ileana Espinel se la hallará, en cambio, en cuatro relatos a través de la pluma de Bernarda Gui. “Son cuatro historias que pudieron haberle sucedido, con su madre, su amor y sus sueños”, adelanta.

La obra será entregada a los asistentes.

Los detalles

El Nombre

El nombre de ‘Los 7 que fueron cinco y viceversa’ se inspiró en un artículo de Diario EXPRESO escrito por Fernando Cazón Vera sobre el libro ‘Quince hojas de té de hierba luisa’, de Sergio Román.

Los poemas

A lo largo del texto que se presenta esta noche se encuentran diferentes poemas de los miembros del grupo. Fueron tomados de las obras ‘Club 7’, ‘Triángulo’ y la colección ‘Rosa de Papel’, de los años 1954, 1960 y 1990.

Las fotos

En la obra se recogen también curiosas fotografías de los miembros del Club 7. Pertenecen a archivos personales de los autores, a Cuadernos del Guayas, a Memorias Porteñas, de este Diario y a prensa de la época.