Plusvalias, un lastre para el candidato

  Actualidad

Plusvalias, un lastre para el candidato

Caben varias lecturas. La decisión del presidente Rafael Correa de enviar la Ley de Plusvalía a la Asamblea Nacional, cuando falta algo más de dos meses para las elecciones, podría convertirse en un escollo para la candidatura del binomio Lenín Moreno-

Moreno se unió a los festejos. El aspirante a la presidencia Lenín Moreno recorrió el mercado de Santa Clara. Comió hornado y jugó el tradicional 40. Fue su homenaje a Quito.

Caben varias lecturas. La decisión del presidente Rafael Correa de enviar la Ley de Plusvalía a la Asamblea Nacional, cuando falta algo más de dos meses para las elecciones, podría convertirse en un escollo para la candidatura del binomio Lenín Moreno-Jorge Glas.

El proyecto de ley, con carácter de económico-urgente, que fue presentado por primera vez a inicios de junio de 2015, generó polémica y movilizaciones ciudadanas en Guayaquil y Quito, que pararon únicamente por la llegada del papa Francisco al país.

La presión social llevó a que Correa, la noche del 15 de junio del año pasado, anuncie el retiro temporal de la propuesta. Algo poco habitual en el mandatario, que cuenta con mayoría absoluta en el Legislativo y no necesita de otras bancadas para aprobar sus iniciativas.

¿Por qué insistir en una norma que podría complicar a su propio movimiento? El miércoles, el presidente dijo que la ley está hecha para las grandes mayorías. Por eso, él cree que serán pocos quienes no voten por PAIS a causa de la normativa.

“El que se perjudica, entre comillas, y creo que esto no es perjudicarse porque es responsabilidad social, por la Ley de Plusvalías que nunca vote por nosotros; pero el que no se perjudica que nunca vote por los que nos trataron de engañar”, dijo.

Para el politólogo y académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) Santiago Basabe, la respuesta no es tan sencilla como plantea Correa, tomando en cuenta que los sectores de la oposición tratarán de tomar partido de esta ley para atacar a Moreno como ya lo hicieron el año pasado.

“Una alternativa es que el presidente Correa mantenga la postura de que su agenda es autónoma y propia. Que es tan autónoma que no le importan los efectos colaterales que le pueda generar a su candidato y a su movimiento”, explicó Basabe a EXPRESO.

Pero no solo las organizaciones políticas se muestran inquietas por la propuesta de plusvalía de Correa. Sectores como el Comité Empresarial Ecuatoriano darán a conocer el miércoles próximo, en Guayaquil, su postura en torno a este tema.

El abogado y activista político Milton Castillo cree que el reclamo popular se reactivará en las calles. “No olvidemos que las marchas de junio de 2015 no las convocó nadie, fue la iniciativa ciudadana. Nos encontramos en las calles, convocados a través de las redes sociales. Eso puede volver a suceder”, advirtió.

A él también le parece extraña la postura de Correa al insistir con esta ley, aunque reflexiona: “En 2014 el presidente salió a decir, viendo las encuestas, que la gente en lugar de votar por el que iba primero para la alcaldía de Quito, que era Mauricio Rodas, mejor vote nulo. Con eso enterró a Augusto Barrera, que era su candidato. Una suerte de suicidio político colectivo”.

Ayer EXPRESO intentó consultar al propio Moreno sobre su postura frente a la Ley de Plusvalía y los efectos que tendría sobre su candidatura. Se negó a hablar en dos ocasiones. Luego de un recorrido por un mercado ubicado en el centro-norte de Quito, el aspirante prefirió no hablar. En la tarde, tras una entrevista radial, su equipo de comunicación informó que no respondería.

Basabe plantea una tercera alternativa, a la que califica como menos probable, pero posible desde la estrategia política. “Que de las tensiones y reclamos que genere esta ley desde ciertos sectores, que tradicionalmente han sido opuestos al Gobierno, se pueda fortalecer la candidatura de Moreno”, señaló a EXPRESO.