El petroleo y los mercados

  Actualidad

El petroleo y los mercados

¿Subirá o bajará el precio del crudo? Es una incógnita que ni Nostradamus está en capacidad de despejar. El estudio de la historia muestra claramente cómo ha cambiado el mundo en las seis décadas transcurridas desde los albores de la OPEP hasta estos días. La organización nació como un mecanismo de defensa de los países productores que se sentían expoliados por las transnacionales petroleras que se contaban entre las empresas más poderosas del mundo. Eran empresas que, por su posición dominante en los mercados, definían los precios del crudo y por lo tanto las economías de los países y de sus gobiernos, subordinados al poder de estas.

La ecuación de poder cambió radicalmente en 1974 cuando a raíz de la guerra de Yom Kippur, la OPEP incursionó en el escenario geopolítico como un poderoso cartel que procedió a declarar el boicot petrolero logrando, en pocos meses, cuadruplicar el precio del barril y provocar así una masiva transferencia de recursos desde los centros de consumo a las arcas de sus miembros.

Pero los mercados jamás permanecen estáticos: toda acción provoca una reacción. Si alguna lección habrá de aprenderse es la de que en este período se forjó el desarrollo de nuevas fronteras de exploración y producción, cambiaron los hábitos de consumo, empezaron a surgir nuevas tecnologías de generación de energía, y se dio paso a nuevas tecnologías de extracción que significaron el retorno de los Estados Unidos como potencia petrolera. El comercio petrolero se trastocó de uno de productores y consumidores hacia el dominio de los mercados financieros. El “petróleo físico” dio paso al “petróleo de papel” en el que los precios se fijan en función de las opciones, coberturas, derivativos y de toda clase de instrumentos de intercambio cuyas transacciones superan en treinta veces el valor de las transacciones subyacentes.

Si hasta hace pocos meses la tendencia del crudo era alcista, hoy sucede lo contrario. OPEP logró un acuerdo de última hora para restringir la oferta y los precios respondieron al alza. La correcta teoría, sin embargo, nos enseña que los precios más altos incentivan la oferta, y que, producido el exceso de oferta, con una economía global recesiva, los precios vuelven a revertir la tendencia. Es el ‘corsi-recorsi’ económico que rige sobre todos los mercados.