Los pesebres vuelven a unir a los vecinos de ciudadelas

  Actualidad

Los pesebres vuelven a unir a los vecinos de ciudadelas

Fue un trabajo que tomó semanas. Elaborar los clásicos elementos del pesebre con materiales reciclables fue encargado a María Eugenia Álvarez, pero todo el comité colaboró.

Los pesebres vuelven a unir a los vecinos de ciudadelas

Fue un trabajo que tomó semanas. Elaborar los clásicos elementos del pesebre con materiales reciclables fue encargado a María Eugenia Álvarez, pero todo el comité colaboró. Así explica Víctor Álvarez, presidente de la Asociación de Propietarios de la etapa Murano, sobre cómo fue el proceso de armado del nacimiento navideño que los hizo acreedores del primer lugar en el concurso que organizó la promotora habitacional La Joya.

En el tradicional torneo que esta año cumplió su quinta edición participaron nueve etapas del conjunto residencial ubicado en La Aurora (cantón Daule). El primer premio consistía en una tarjeta de regalo con un valor de $400, el segundo $ 150 y el tercer lugar, $ 75. Ese dinero está destinado para la fiesta navideña de los niños de la urbanización.

Cada etapa quiso llevarse los premios, pero solo tres lo lograrían. Este año, el jurado eligió los pesebres de Murano, Coral y Quarzo, en ese orden, cuyos residentes tomaron en cuenta las recomendaciones del concurso para la elaboración de las piezas que conformarían el belén.

En Coral por ejemplo, el comité de Damas, liderado por Jenny Pomadero, ideó personajes hechos con planchas de espumaflex y cartón, chozas hechas con cartulina y recubiertas con tela de mezclilla y un techo de paja.

“Esto porque nos notificaron con poco tiempo para el concurso. Prácticamente en dos días y medio armamos todo”, dice Simón Yerovi, quien asegura que para el próximo año se llevarán el primer lugar porque empezarán a trabajar con tiempo en el armado de las piezas.

Algo que hicieron las otras etapas ganadoras del primero y tercer lugar. En Murano empezaron a diseñar los elementos con tres semanas de anticipación. Con botellas plásticas armaron los Reyes Magos, los cuales tenían vestidos hechos de saquillos; unos camellos fueron hechos con cubetas de huevo, y para armar un pozo de agua se utilizaron unos adoquines reciclados, contó Rosa Medina.

En la etapa Quarzo el comité de damas aprovechó latas de leche vacías para formar un árbol navideño y las botellas plásticas fueron transformadas en pequeñas chozas. Lo que más destacaba fueron las ovejas hechas con botellas de agua y cubiertas con plumón de almohadas viejas, además de un pozo de agua elaborado con cubetas de huevos, los diseños fueron hechos por Graciela de Villacreses, contó Morayma de Villacreses, presidenta de la agrupación.