Patricio Carrillo: "Es una declaración de guerra al Estado"

  Actualidad

Patricio Carrillo: "Es una declaración de guerra al Estado"

El ministro del Interior atribuyó el ataque con explosivos en Cristo del Consuelo a "mercenarios del crimen organizado". En los último cinco años, Ecuador ha vivido, al menos, ocho ataques terroristas

aa668b171c2117b201874eb4ec9a696e8cd0b471w
El ministro del Interior, Patricio Carrillo, se pronunció a través de cuenta oficial de Twitter.EFE

Los atentados no cesan. A raíz del ataque con explosivos en el sector de Cristo del Consuelo, al sur de Guayaquil, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, se pronunció y recordó que los constantes ataques que ha venido sufriendo el Estado ecuatoriano son producto de de "mercenarios del crimen, que han narcotizado la economía durante mucho tiempo". Indicó que no es un problema exclusivo de la Policía Nacional.

ATENTADO CRISTO DEL CONSUELO

Una recompensa de hasta $ 10.000 por información del atentado en el Cristo del Consuelo

Leer más

"Es una declaración de guerra al Estado", dijo Carrillo a través de su cuenta de Twitter tras reaccionar al atentado sucedido la madrugada el 14 de agosto de 2022. Asimismo, advirtió que para luchar contra el crimen organizado "o nos unimos para enfrentarlo o el precio será aún más alto para la sociedad".

El ataque con explosivos en Cristo del Consuelo se suma a la lista de atentados que el país ha sufrido en, al meneos, los último cinco años. En septiembre de 2021, la Penitenciaría de Guayaquil sufrió un primer ataque, en esa ocasión con drones cargados de explosivos. Siete meses después, en abril de 2022, la cárcel Regional de la ciudad volvió a sufrir un ataque, pero con un coche bomba que explotó en las inmediaciones del centro de privación de la libertad.

Por otro lado, el crimen organizado encontró otras formas de dejar sus mensajes. En febrero de 2022, un joven fue decapitado con un explosivo en el sector de Bastión Popular y, días después, dos cadáveres fueron colgados en un puente peatonal de Durán, en la provincia de Guayas. Tres meses después, en mayo de 2022, varios cadáveres aparecieron mutilados junto a drones destruidos y varios explosivos cerca de las cárceles de Guayaquil. 

Uno de los ataques más directos que sufrió el Estado fue la explosión del radar aéreo ubicado en Montecristi, provincia de Manabí. Sin embargo, el jefe de la Policía de la provincia, Pablo Ramírez, en su momento, indicó que "al parecer, se trató de una falla en la bomba de engranaje del radar". Asimismo, otro de los atentados que ha sufrido el país se remonta a enero de 2018 cuando un coche bomba explotó en un comando policial en el sector de San Lorenzo, provincia de Esmeraldas.

La madrugada el 14 de agosto de 2022, un coche bomba explotó en el sector de Cristo del Consuelo, al sur de Guayaquil. Según el último reporte de la Secretaria de Gestión de Riesgos, el atentado provocó dos viviendas destruidas, 16 heridos y 2 fallecidos.