Pases: dos policias asumen culpa y reciben seis meses y un ano

  Actualidad

Pases: dos policias asumen culpa y reciben seis meses y un ano

Diligencia. Procesados y abogados, ayer, durante la audiencia preparatoria de juicio por los pases policiales.

Asumieron su culpa y recibieron penas menores. Dos policías fueron sentenciados ayer por delincuencia organizada. Recibieron como sanción seis y doce meses de prisión, respectivamente.

Aldrin Torres y Jairo Condoy reconocieron su participación en la presunta red ilegal de venta de pases en la Policía y el juicio terminó para ellos.

Los uniformados se sometieron al procedimiento abreviado durante la audiencia preparatoria de juicio instalada ayer, a las 10:30, en la Corte Nacional de Justicia. Torres era jefe de Pases cuando se cometió el presunto ilícito, entre 2014 y 2015.

Antes de ellos, otros dos policías también se acogieron a este procedimiento y recibieron ocho meses y cuatro días de cárcel.

Al momento de dictar sentencia, Marco Rodríguez, presidente de la Corte de Pichincha, acogió el pedido de la fiscal provincial Thania Moreno. Ella expuso las pruebas que involucraron a los procesados.

Según Rodríguez, el exjefe de pases formó parte de la estructura y era quien tenía las claves para designar a los analistas. Dijo que sin él no se hubiese podido concretar el delito. Según la fiscal, hubo una pericia a una libreta en la cual Torres registraba las firmas cuando se entregaban los pases. Él fue detenido en diciembre y saldrá en libertad el próximo mes cumpliendo sus seis meses de cárcel.

Condoy, en cambio, reconoció que prestó, voluntariamente, su cuenta para que se deposite parte del dinero producto del delito. Según el titular de la Corte, el sentenciado ayudó para que la estructura se dedique a la venta de pases. Condoy estaba con medidas sustitutivas y deberá cumplir el año completo en la cárcel 4, en el norte de Quito.

En este caso, otros cinco procesados recibieron dictamen abstentivo.

El juicio normal seguirá para 18 sospechosos de ser parte de la presunta red que involucra incluso al excomandante de Policía, Fausto Tamayo. La mayoría de las versiones señalan al oficial retirado.

Como sospechoso de liderar la organización fue mencionado un teniente que, al momento, se encuentra prófugo. El oficial trabajaba en la Presidencia de la República y en el Ministerio del Interior. Recibió condecoraciones y felicitaciones por parte de las autoridades. Su nombre fue colocado en la lista de los más buscados.

Ayer, cerca del mediodía, en la audiencia preparatoria de juicio se verificaban los vicios de procedibilidad, procedimiento y competencia. Antes de las 15:00, el juez suspendió la diligencia que se reinstalará hoy a las 08:00 para dar a conocer su resolución.

Según Interior, la supuesta red cobraba entre 1.000 y 5.000 dólares para entregar los pases. El ilícito habría generado unos 6 millones de dólares.