Parque de la sexta etapa de la Alborada, en mantenimiento

  Actualidad

Parque de la sexta etapa de la Alborada, en mantenimiento

Los arreglos llegan luego de una publicación de EXPRESO.

La intervención en ese espacio se da luego de que EXPRESO, el pasado 22 de octubre, exponga las quejas de los residentes por la insalubridad y presencia de consumidores de drogas.

Trabajadores del Municipio de Guayaquil pintaban este miércoles las paredes y bordes del parque ubicado entre las manzanas 602 y 603 de la VI etapa de la ciudadela Alborada, en el norte de Guayaquil. La obra respondía a los últimos toques de la minga del pasado lunes, de limpieza y mantenimeinto en esa área de recreación, que hicieron también trabajadores enviados por el Municipio.

La intervención en ese espacio se da luego de que EXPRESO, el pasado 22 de octubre, exponga las quejas de los residentes por la insalubridad y presencia de consumidores de drogas que permanecían en esa área creada para el disfrute de la comunidad.

“Es de felicitar el hecho de que den mantenimiento al parque, así debe ser siempre, constantemente”, expresó Ronald Ordñez, residentes de la Alborda.

El Municipio, a través de su Departamento de Áreas Verdes, menciona que por el consumo de drogas y presencia de antisociales en el parque los residentes deben solicitar a la Policía Nacional realizar operativos para garantizar la seguridad de los moradores y de los transeúntes, ya que el parque está situado al pie de la avenida Benjamín Carrión y está diagonal a al centro comercial City Mall.

Cuando los moradores reclamaban por la mejora de ese espacio, estos señalaban como solución que el cabildo debía cerrar esa área. Sin embargo, en su comunicado, el Municipio detalla que por el diseño urbanístico de la ciudadela y porque el parque colinda con viviendas, cuyas peatonales (tipo aceras alrededor del mismo) son angostas no se puede hacer un cerramiento alto porque originaría callejones y por ende más inseguridad.

No obstante, ese departamento municipal indica que podría implementar un nuevo cerramiento bajo (más alto del que ahora tiene) siempre que la comunidad se organice: conforme un comité barrial y garantice por escrito su predisposición de cuidar y mantener el área verde.