La oposicion exige la comparecencia de Glas

  Actualidad

La oposicion exige la comparecencia de Glas

Se eleva la vara. La investigación ampliada desde las petroleras estatales hasta los sectores estratégicos por una denuncia que impulsa el oficialista Christian Viteri en cuatro países europeos y Estados Unidos eleva la mirada de los fiscalizadores hac

La investigación sobre los sectores estratégicos enciende el debate sobre la responsabilidad política del vicepresidente.

Se eleva la vara. La investigación ampliada desde las petroleras estatales hasta los sectores estratégicos por una denuncia que impulsa el oficialista Christian Viteri en cuatro países europeos y Estados Unidos eleva la mirada de los fiscalizadores hacia la responsabilidad política principal. La oposición tiene un nombre y apellido en mente: Jorge Glas, vicepresidente y aspirante a la reelección.

Los bloques opositores con representación parlamentaria exigen al partido de Gobierno la comparecencia del segundo mandatario para explicar su grado de responsabilidad, según anotaron en conversaciones con EXPRESO. Pese a la coincidencia en el discurso no está previsto que los casi 40 legisladores de oposición tengan voluntad política suficiente para proponer un juicio político, respaldado por las 38 firmas necesarias. Mucho menos que el oficialismo, que controla la luz verde para esa instancia de fiscalización o una menor como la comparecencia en la Asamblea, esté dispuesto a dar paso.

Todo lo contrario. El partido de Gobierno, que ha evitado los nombres propios con un genérico conveniente como “sectores estratégicos”, giró ayer hacia un argumento previo para desvincular las responsabilidades atribuidas a Glas: “Sus funciones están establecidas en la Constitución”. Y en esta no consta que se encargue de las áreas estratégicas.

La explicación pasa por alto, sin embargo, la capacidad constitucional del presidente para encargar funciones a su número dos, el decreto ejecutivo número 15 mediante el cual recibió a su cargo el Ministerio de Sectores Estratégicos y el control de carteras como Energía o Hidrocarburos (hoy bajo investigación) y la composición del directorio de Petroecuador, donde el vicepresidente cuenta con un delegado.

“Que no nos den vueltas: Glas o es bobo y no se dio cuenta del desfalco millonario o es cómplice”, sentencia sin sutileza el legislador Diego Salgado (CREO), quien pide la comparecencia. “Ahora, en la recta final quieren pasar como fiscalizadores en el oficialismo. Háganlo bien. Pidan la comparecencia de Glas y acaben con este sainete”, dice en sintonía con el resto de la bancada opositora, entre ellos, los líderes legislativos del PSC, Henry Cucalón; Avanza, Bayron Pacheco, y Pachakutik, César Umajinga.

Una crítica abierta a la que se suman los presidenciables. Guillermo Lasso (CREO-SUMA) acusa no solo a Glas, sino al presidente Rafael Correa, de “responsabilidad política por haber roto los candados” que blindan la administración pública contra la corrupción; Dalo Bucaram (FE), por su parte, coinciden en apuntar al vicepresidente como “responsable” y añadir que “debe dar respuestas”. Ningún otro candidato a la presidencia por parte de la oposición se ha hecho eco del tema.

Tampoco el oficialista Lenín Moreno quien, a juicio de sus contendientes, debe aclarar su postura al país respecto a su binomio, al manejo de las áreas estratégicas y a la responsabilidad política. Ni él ni Glas han respondido a los pedidos de entrevista de este Diario para ser consultados sobre estos temas.

Las posturas

PSC

“Lo estratégico ha sido comprobar cómo las áreas al mando y bajo responsabilidad política del vicepresidente, la corrupción ha campeado. No son hechos aislados. Todo esto es fruto de un régimen arbitrario, exento de controles, que ellos mismos eliminaron”, asegura Henry Cucalón (PSC).

Avanza

“El vicepresidente no estaría exento de comparecer. Y pienso que si el oficialismo tiene voluntad, debería llamarlo. Todo el país sabe que el presidente le encargó los sectores estratégicos, de los que saca pecho. Pero lo único que está haciendo la mayoría es ruido”, apunta Bayron Pacheco (Avanza).

Creo

“El presidente lo ha encargado de las áreas estratégicas. Sus ministros están prófugos. Millones de dólares se han desviado. Y los señores de Alianza PAIS siguen debatiendo sobre la responsabilidad política clara y evidente del vicepresidente Jorge Glas”, explica Diego Salgado (CREO).

Pachakutik

“Consideramos que el vicepresidente como cualquier otra autoridad de un área señalada hasta el cansancio con actos de corrupción debe darle la cara al país. El oficialismo tiene la obligación moral de llamarlo a comparecer ante la Asamblea”, dice César Umajinga (PK).