La OPEP, sin salidas para salvar al crudo

  Actualidad

La OPEP, sin salidas para salvar al crudo

Un repunte en la producción de esquisto por parte de los Estados Unidos y las altas reservas de crudo actuales no han permitido que la estrategia de la OPEP, de bajar la producción para equilibrar los precios, deje resultados positivos.

El acuerdo. En noviembre, la OPEP dispuso recortar la producción en hasta 1,75 millones de barriles diarios.

Un repunte en la producción de esquisto por parte de los Estados Unidos y las altas reservas de crudo actuales no han permitido que la estrategia de la OPEP, de bajar la producción para equilibrar los precios, deje resultados positivos. Solo esta semana el precio del barril del WTI acumuló una caída del 6 %.

Los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevén reunirse el 25 de mayo en Viena para decidir si extienden el plazo de los recortes de producción que fijaron en noviembre de 2016. En el actual escenario, dice James Neale, analista de la firma Plan A Consulting, es muy probable que este acuerdo se alargue.

En abril, autoridades de Rusia y Arabia Saudita hicieron pública su intención de apoyar la prolongación de los recortes (de 1,2 millones de barriles diarios). Sin embargo, Neale explica que el escenario poco cambiaría si se toma en cuenta el protagonismo que viene adquiriendo Estados Unidos en el mercado de oferta de crudo. Según datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), solo la semana pasada su producción subió 28.000 barriles diarios, el incremento más elevado desde el año 2012. Si la opción, acota, fuese fomentar un mayor recorte, el único beneficiado sería EE. UU. “Según UBS Group AG, eso podría desencadenar, en el corto plazo, un aumento muy fuerte de los precios, lo cual respaldaría un incremento en la producción y suministro de esquisto estadounidense”.

Abandonar la política de reducción y restaurar la producción tampoco sería una salida, dicen analistas de Citigroup Inc., pues “el precio del crudo caería por debajo de los 40 dólares”.

Para Eugen Weinberg, jefe de investigación de materias primas de Commerzbank AG, el acuerdo de los países petroleros estaba condenado al fracaso desde el principio. Pronostica que si se llega a profundizar el corte, el efecto será de corta duración. “La OPEP se encontrará nuevamente en la misma situación dentro de seis meses, sin embargo, para entonces, aquellos países productores no pertenecientes a dicho cartel se habrían apoderado de una mayor cuota del mercado”.

José Orellana Giler, también socio de Plan A Consulting, explica que, si bien la EIA ha anunciado una reducción rápida en el exceso de oferta durante la segunda mitad de este año (siempre y cuando la OPEP mantenga sus recortes), las señales del mercado hablan de que el precio del crudo seguirá sin poder recuperarse a corto y mediano plazo.

La cifra

46,22 dólares fue el precio con el que cerró ayer el barril de crudo WTI, de referencia para Ecuador.