La opcion del cambio

  Actualidad

La opcion del cambio

En política el cambio es sugestivo, generalmente hay inconformidad con la situación imperante y/o el gobierno de turno. En la actual coyuntura electoral es marcada la división entre quienes apoyan al actual Gobierno y quienes piensan que el Ecuador está sumergido en un sombrío camino que lo conduce a una crisis similar a la de Venezuela, cuya realidad es fácil de comprobar por las imágenes que se transmiten; pero resulta difícil entender que un régimen con abundantes riquezas naturales haya empobrecido tanto a sus habitantes.

El Gobierno ecuatoriano arguye enfrentar la restauración conservadora, impedir volver al pasado de la partidocracia y sus componendas, defender logros sociales alcanzados. En su último mensaje, el 24 de mayo, el presidente expresó que “el país estaba un poco cansado de él y él también un poco cansado del cargo”. Eso explica su decisión de apoyar a un candidato con un estilo menos conflictivo. Corresponde al pueblo decidir si quiere continuar con un modelo concentrador del poder, totalitario, o si prefiere una democracia con organismos judiciales y de control que no persigan ni conculquen derechos, con instituciones al servicio de la sociedad y no dependientes del Gobierno y sus corifeos. El desafío no es de frases, el reto para el nuevo Gobierno es demostrar convicción y vencer el pesimismo, generar confianza en una gestión beneficiosa al interés nacional y no del grupo que gobierne, con fuentes de trabajo y apoyo al sector productivo, que supere el desequilibrio fiscal sin cargarlo a los sectores de menores ingresos y sin seguir endeudando más al país.

Según encuestas, el candidato oficial tiene un apoyo del 30 al 35% de electores, el restante 65 al 70% se inclina por un cambio de gobierno. ¿Podrán los candidatos opositores que se presentan fragmentados, canalizar la votación a su favor en un ambiente de baja emoción cívica y alta indecisión de votantes?

Que la disputa por un segundo lugar no los haga olvidar que para ganar deben ser primeros, sin descartar que las acusaciones de corrupción que embarran al Gobierno afecten sus candidaturas.

colaboradores@granasa.com.ec