La oferta turística olvida a las personas con discapacidad

  Actualidad

La oferta turística olvida a las personas con discapacidad

Los balnearios de Ecuador son poco inclusivos con este grupo de la población.  Solo hay cinco puntos de acceso. Expertos plantean soluciones atractivas.

Dato. Ecuador no tiene playas inclusivas dentro de su oferta de turismo de playa. Solo hay puntos de accesibilidad en 5 balnearios, lo que representa un 3 %.
Dato. Ecuador no tiene playas inclusivas dentro de su oferta de turismo de playa. Solo hay puntos de accesibilidad en 5 balnearios, lo que representa un 3 %.JOFFRE LINO

Las personas con discapacidad en muchas ocasiones son poco visibilizadas por el sector turístico, ya que no se ofertan espacios públicos que sean incluyentes, como playas y parques nacionales. Esto en la voz de expertas en el tema es una deuda que tienen los municipios y los GAD (Gobiernos Autónomos Descentralizados), y que debería tratarse para generar políticas públicas e inversión que beneficie a todos los ciudadanos.

“Las playas son atractivos naturales de uso público, y las personas con problemas de movilidad tienen derecho a contar con espacios inclusivos, de esparcimiento y recreación. Todos ellos requieren un modelo para su sostenibilidad y rentabilidad”, así lo expresa la máster en Gestión de Empresas Turísticas, Magdalena Zambrano, quien reside en la ciudad de Manta, y es gerente del hostal Casa Umiña.

Navidad Plaza Administración

Guayaquil quiere un centro vivo e iluminado no solo por Navidad

Leer más

Zambrano ha elaborado un proyecto para crear playas inclusivas en la ciudad de Manta, que tiene el fin de ayudar a que las personas con algún grado de discapacidad o con problemas de movilidad puedan acceder y contar con todas las facilidades necesarias para disfrutar de un espacio seguro con la mayor libertad y autonomía posible. “Las playas inclusivas no son una moda, sino una necesidad. Según las últimas cifras del Conadis, en el país existen 472.213 personas registradas, con discapacidad física, intelectual, auditiva, visual y psicosocial”, manifiesta la experta en turismo a este Diario.

El cambio de una playa tendría una inversión de 3’163.200,00 dólares, que incluye carreteras de un kilómetro de asfalto, veredas accesibles, parquímetros, ampliación de ciclovía, semáforos sonoros, vestidor accesible con casilleros y otros. Asimismo, en equipamientos como sillas anfibias, sillas de ruedas de playas, rampas, grúa, andadores de playas, scooter de PCD, boyas sonoras para zona de baño, y más se utilizaría una inversión de $ 271.379,98, según un documento expuesto al GAD de Manta y a varios organismos académicos.

Janeth Bonilla

Ingeniera indígena ecuatoriana gana el premio internacional 'Mujeres que construyen'

Leer más

Dennis Maroto, licenciada en Turismo y representante de la organización AndarEQ, habla con EXPRESO y afirma que “una ciudad que cuida a sus ciudadanos con discapacidad también cuidará a los turistas”. Sin embargo, nota que falta mucho por trabajar tanto en el sector turístico para crear espacios de recreación para los más vulnerables. “Hemos buscado ayudar a las personas a encontrar espacios que sean accesibles para ellos, hoteles, restaurantes y más. Los turistas se comunican con nosotros y buscamos asesorarlos. Son pocos los proyectos turísticos en el país que prometen un cambio, y lo que hemos notado es que hay personas que desean conocer las ciudades y tienen dinero, pero no hay facilidades”, asegura.

furgon

Detienen a cuatro personas mientras retiraban enseres de una vivienda

Leer más

Maroto afirma que una persona con discapacidad genera un ingreso sustancial al sector hotelero porque normalmente incluye dentro del paquete a dos o más personas. “Una persona con discapacidad en un espacio seguro con todo el equipamiento necesario puede viajar sola, sin embargo, lo que se conoce es que viajan con más personas, haciendo que haya más dinero en el sector”.

Varios de los beneficiarios indirectos a los arreglos de los espacios turísticos en playas y parques serían los establecimientos de alojamiento, comida, transporte aéreo y terrestre, especialmente aquellos que hayan efectuado adecuaciones dentro de su infraestructura.