Actualidad

Nuevas medidas insuficientes

Desde el inicio de su mandato, en mayo de hace diecinueve meses, el presidente Moreno, al tiempo que denunciar una corrupción espeluznante, también anunció que la mesa no estaba servida, y conforme fueron cayendo los precios del crudo, destapó la magnitud de la crisis económica a ser enfrentada por todos los ecuatorianos.

Las reacciones a estos anuncios previos fueron de distinta naturaleza cuando se tomaron las primeras medidas. La tibieza de las mismas, pues fundamentalmente consistieron en la elevación del precio de la gasolina Súper, hasta generó la sospecha de que la crisis no era tan grande como se la describía y que se la estaba sobreestimando para justificar las acciones destinadas a contrarrestarla. En el camino se fue haciendo luz sobre varios temas críticos vinculados a la economía, que antes permanecieron en esa especie de limbo en donde se guardan los mayores secretos del Estado y que sin embargo todo mundo comenta, con los añadidos necesarios para darle más lustre a su aparente condición de ciudadanos bien informados.

Como pese a todo la desaceleración de la economía era evidente al tiempo que crecían el desempleo y el déficit fiscal, con todas sus secuelas de incremento de la tensión social, hasta los profesionales de la economía creyeron de su deber sugerir medidas y, sobre todo, que se tome alguna, tal cual hicieron dirigentes de las Cámaras de la Producción y amplios sectores sociales. En esas circunstancias el presidente decidió viajar a China intentando la otra vía posible para enjugar la crisis: incrementar los ingresos fiscales con un nuevo crédito que por suerte se consiguió en mejores condiciones y sin hipotecar el poco crudo que queda libre.

A la fecha, en este nuevo diciembre del ejercicio presidencial del actual gobierno, el país no solo esperaba sino que exigía medidas económicas de mayor profundidad y, por supuesto, en ciertos sectores una de ellas tenía que ver con el incremento de las otras gasolinas, pero también del diésel y del gas de uso doméstico. Ayer la medida fue tomada pero solo para la gasolina Ecopaís y la Extra.

El resultado de las gestiones para pagar sueldos probablemente cubra el primer trimestre del próximo año; esto es, las medidas no alcanzan para superar la crisis. Es lo que hay.