Negligencia, CAL y Ley de Comunicacion

  Actualidad

Negligencia, CAL y Ley de Comunicacion

El CAL es una instancia de hechos desventurados, irresponsables, negligentes y de morosidad fiscalizadora que afecta a la democracia. Los casos del IESS, corrupción del vicepresidente y exministros, etc. son parte de la larga lista de la deuda con la sociedad de la mayoría de AP.

Por eso está el caso de ripley del exministro de Educación y asambleísta de AP, fiel del correato y del caudillismo despótico de su líder tóxico. Hoy utiliza la ficción del “linchamiento mediático”, que hace tabla raza del real linchamiento, judicialización y penalización a medios y periodistas que investigan y denuncian los hechos de la RC de conocimiento público.

Es paradójica la demanda del exministro contra Expreso. Él dejó una estela de casos y acciones de marcada negligencia, como la omisión de seguro a edificios de escuelas y colegios, de Manabí y Esmeraldas, que se destruyeron en el terremoto.

Hoy cuando se evidencian yerros cometidos por él y denuncias de casos de violación a escolares, audazmente dice que solo responderá en privado. Curiosa lógica del personaje que frente a una función pública, actos públicos y de conocimiento público, no declarará en público. Sin duda es otro singular ejemplo de revolución de la corrupción (RC).

Esto se habría evitado si el CAL, que no es una instancia civil, penal, ni constitucional hubiera dado paso a su censura por negligencia culposa que revela la desprotección de los infantes en las escuelas. Muestra hasta dónde se ha destruido la ciudadanía. Por eso no llama la atención que este diario, periodistas y columnistas hayan salido en defensa de la infancia vejada, ofendida y violentada, que el funcionario no atendió con la responsabilidad y oportunidad que debió tener.

Si a este Diario lo “sentencian” quién juzgará la negligencia culposa del exfuncionario y la deuda política del CAL con el país. Expreso, como los diarios del país, no callarán; seguirán defendiendo a los niños ante hechos abominables como el abuso infantil, denunciadas en diferentes centros educativos. Esto será un premio para Expreso y la evidencia que negligentes y la ineptitud culposa es premiada mientras el periodismo serio es penalizado.