El Nacional

  Actualidad

El Nacional

Alegría. Manuel Balda -sin camiseta- autor del segundo gol de El Nacional, celebra con su compañero Marlon de Jesús.

El Nacional superó al Delfín y se acomodó momentáneamente en la cima de la tabla de posiciones. El cuadro militar sumó siete puntos en tres partidos. Tiene pendiente el juego ante Independiente del Valle, que no se cumplió el miércoles anterior por la participación de los rayados en Copa Libertadores.

Los criollos fueron ayer superiores en el gramado del estadio Atahualpa. Se adueñaron de la pelota y del campo. Daniel Samaniego, Roberto Garcés, Pedro Larrea y Christian Lara manejaban a placer el balón en el medio sector.

Los rojos encontraron vía abierta por la banda derecha. Cristian Cordero y el ‘Diablito’ Lara le ganaban con facilidad las espaldas al carrilero Miguel Ibarra. Pese a ser superado constantemente, Ibarra no contó con el auxilio de los volantes de corte. El técnico Fabián Bustos se demoró en tomar medidas para tratar de solucionar este problema.

Pero a los militares les faltaba precisión en los últimos metros. Los centros de Lara, Cordero y Marco Montaño no encontraron ni a Marlon de Jesús ni a Michael Estrada. Los dos espigados delanteros no tuvieron la ubicación adecuada.

El que sí llegó al centro de Christian Lara fue Rodrigo Canosa. El zaguero uruguayo, sin embargo, en su intención de rechazar, terminó enviando la pelota al fondo de su propio arco.

El técnico Bustos no lo podía creer. Se quedó quieto contemplando en el piso al golero Rolando Ramírez, luego se llevó la mano derecha a la cabeza y se dio la media vuelta.

Ni el gol en contra ocasionó la reacción de los manabitas. Ellos no querían saber nada del arco contrario y se dedicaron a defenderse como sea. Hasta el atacante Édison Preciado retrocedía a su campo para colaborar con la marca. El argentino Maximiliano Barreiro era el único que se quedaba adelante, para tratar de llegar a base del contragolpe. Pero no generaron ni una sola ocasión de anotar en la primera etapa.

Fabián Bustos arriesgó en la complementaria e hizo ingresar a un volante de generación como Álex Colón. El que salió fue Jordan Sierra, mediocampista de contención.

El Delfín se arrimó con remates de Édison Preciado y Marco Cangá.

Cuando los visitantes buscaban el descuento, Manuel Balda selló la segunda victoria de El Nacional en el torneo local. Él reemplazó a Samaniego.