Mundo

Unicef: Los confinamientos impactan en la salud mental de la niñez en México

La organización habla del impacto en niños y adolescentes de muchos países. Hay casos de estrés, depresión, falta de concentración

tttt
En muchos países, los niños están pasándola mal con la pandemia y confinamientosreferencial

El prolongado confinamiento motivado por la pandemia del coronavirus ha impactado gravemente en la salud mental y emocional de niños y adolescentes mexicanos que muestran preocupantes síntomas de depresión o ansiedad, aseguró este miércoles el representante de Unicef en este país, Christian Skoog.

salud

EE. UU.: Limpieza excesiva de superficies y otras medidas anticovid son poco útiles y efectivas

Leer más

La crisis sanitaria por la covid-19 ha ocasionado también graves daños económicos en los hogares mexicanos y ha terminado por afectar los derechos de los menores en la salud, la educación, la igualdad y la protección, quienes además padecen un aumento de la violencia doméstica, mala nutrición y un incremento de la brecha digital.

En el informe anual 2020 para México difundido este miércoles, Skoog dijo que la pandemia "afectó un poco menos a la niñez que a los adultos en cuanto a contagios y muertes" en un país con más de 220.000 muertos y 2,38 millones de casos.

Pero detrás de la pandemia y como resultado de las medidas que tomaron los Gobiernos de casi todos los países, entre ellos México, la niñez se ha visto "muy afectada" en algo tan importante como la salud mental.

"Encerrar a los niños en casa no ha sido buena idea, no lo es durante un día, menos durante un año o en estos casi 15 meses", dijo Skoog en entrevista con Efe.

Como resultado de las medidas que tomaron los Gobiernos de casi todos los países, entre ellos México, la niñez se ha visto muy afectada en algo tan importante como la salud mental.

Estrés, depresión, irritabilidad...

Fotografías tomadas desde un dron de calles vacías, el 16 de mayo de 2021, en el último fin de semana de confinamiento masivo en 16 de las 24 provincias de Ecuado.

América levanta tímidamente restricciones ante la covid pero la amenaza sigue

Leer más

Y precisamente debido a lo prolongado del confinamiento los menores muestran señales de irritabilidad, ansiedad, depresión, estrés y falta de concentración, síntomas que también contribuyeron a la vulnerabilidad frente a la violencia en sus hogares.

Agregó que el aumento de los niveles de estrés derivados de la inseguridad económica y alimentaria que han vivido las familias durante la pandemia "contribuyó a que niños, niñas y adolescentes se enfrentaran a más episodios de violencia familiar".

Precisó que de enero a junio de 2020, ya con tres meses de pandemia, las llamadas de emergencia al 911 por incidentes relacionados con violencia aumentaron un 45,8 % en comparación con el mismo semestre de 2019.