Ucrania: que no hay motivos para pánico, pese a la tensión de Rusia

  Mundo

Ucrania: que no hay motivos para pánico, pese a la tensión de Rusia

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que la situación está controlada. Rusia espera urgente una respuesta de Estados Unidos y la OTAN

Kits de emergencia y u (7622991)
Iryna Yosypenko, cirujana con más de 20 años de experiencia, fue voluntaria durante las protestas del Maidán y ahora se ha sumado a las Unidades de Defensa Territorial de Ucrania /EFE

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danílov, afirmó ayer que “no hay motivos para el pánico” pese a la tensión en la frontera con Rusia y pidió a los medios reducir la “retórica bélica”. “A día de hoy no hay ningún motivo para el pánico y pediría a todos que estén tranquilos”, dijo Danílov al término de una reunión extraordinaria del organismo.

Danílov insistió en que Kiev es “plenamente consciente” de lo que ocurre. “¿Si es difícil la situación? Sí, es difícil, pero quiero recordarles que la situación es así desde 2014”.

ucrania

EE.UU. pide a sus ciudadanos que "salgan ya" de Ucrania

Leer más

Con todo, insistió en que el Gobierno tiene el “control absoluto” sobre los acontecimientos. “Solo tenemos un país, no lo vamos a entregar a nadie y la victoria será nuestra”, aseguró Danílov.

Las declaraciones de Danílov se producen en medio de otros mensajes de autoridades europeas sobre la ausencia de la amenaza de un “ataque inminente” a Ucrania por parte de Rusia, pese al refuerzo militar ruso en la frontera con el país vecino.

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, indicó ayer que no hay sentimiento de “ataque inminente” a Ucrania tras haber escuchado la participación del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, en la reunión del Consejo de ministros de Exteriores comunitarios.

“No, no creo que haya nada nuevo que pueda incrementar el sentimiento de miedo sobre un ataque inminente”, dijo Borrell al término del encuentro.

Agregó que hay “acuerdo completo” entre los Veintisiete respecto a que no es necesario tomar “medidas preventivas” en esta situación.

Danílov dijo hoy al respecto que no se observa un éxodo de personal diplomático extranjero desde Ucrania y solo tres embajadas (EE.UU., el Reino Unido y Australia) anunciaron su intención de comenzar las evacuaciones.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró ayer que la organización está considerando la posibilidad de incrementar su presencia en el sudeste de la Alianza, incluido el posible despliegue de grupos de combate como los que ya se encuentran en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania desde 2017.

De todas formas, subrayó que por el momento no se ha tomado una decisión al respecto. Stoltenberg insistió en que se está considerando “aumentar más” la presencia en la parte oriental de la Alianza y que ello “podría incluir el despliegue de grupos de combate adicionales”.

Después de la anexión rusa de Crimea en 2014, la OTAN ya reforzó su presencia en el este con el despliegue en 2017 de cuatro grupos de combate en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania. Ante el aumento de la tensión con Rusia por la posibilidad de que vuelva a invadir Ucrania, la Alianza ha incrementado su presencia en el flanco oriental. Sobre las decisiones de Estados Unidos y el Reino Unido de retirar a parte de su personal diplomático de Ucrania, Stoltenberg dijo que esa medida corresponde tomarla a los Estados.

Afirmó que el riesgo de un conflicto en torno a Ucrania “sigue siendo real” y volvió a pedir a Moscú una desescalada y “escoger la senda de la diplomacia”. Indicó que la OTAN sigue preparada para el diálogo con el Kremlin. Igualmente, repitió que la organización no comprometerá sus principios “centrales” y resaltó que apoya el derecho de cada nación a elegir sus propias alianzas, a pesar de que Rusia ha exigido que no se siga expandiendo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso ayer un nuevo paquete de ayuda financiera a Ucrania de 1.200 millones de euros en préstamos y subvenciones para ayudar al país a “hacer frente a sus necesidades de financiación debidas al conflicto” con Rusia. Además de este paquete de emergencia, la Comisión comenzará “pronto” a trabajar en un nuevo programa de ayuda financiera “a más largo plazo para apoyar los esfuerzos de modernización del país” y duplicará este año su ayuda bilateral a Ucrania en forma de subvenciones con otros 120 millones de euros.