Mundo

Solo 1 de cada 3 afectados por una brecha de datos cambia de contraseña, según un estudio

Entre las personas que cambiaron la contraseña dentro de la investigación, la mayoría eligió claves muy similares o menos seguras que las anteriores

seguridad internet
Los expertos advierten que las compañías necesitan aclarar que incluso si los usuarios cambian sus contraseñas en sus servicios, aún son vulnerables en otros sitios si utilizan contraseñas similares.pixabay

Tan solo una de cada tres personas afectadas por una brecha de datos en sus cuentas de Internet cambia de contraseña, y solo el 13 % del total lo hace antes de tres meses después de conocer la filtración, según un estudio de la Universidad Carnegie Mellon (Estados Unidos).

security-265130_1920

Microsoft alerta sobre una campaña de phishing del COVID-19

Leer más

Entre un grupo de 249 internautas que han participado en la investigación, 63 de ellos estuvieron afectados por alguna brecha de datos, como la de las cuentas de correo electrónico de Yahoo, que en 2013 afectó a todos los 3.000 millones de perfiles activos en ese momento.

De los participantes del estudio, solo una de cada tres personas afectadas por una filtración cambió su contraseña, a pesar de haber recibido noticias y notificaciones sobre la brecha, según ha informado la Universidad Carnegie Mellon a través de un comunicado.

Entre las personas que cambiaron la contraseña, la mayoría eligió contraseñas muy similares o menos seguras que las anteriores y solo el 13 % modificó su clave de acceso tres meses después de conocer la filtración.

whatsapp-google-apple-noticias

Google y Apple no ponen apps contra el coronavirus en secreto, como indica una cadena de WhatsApp

Leer más

"Se debería forzar el reseteo de contraseña, por ejemplo, para evitar que el usuario no pueda registrarse hasta cambiar la clave", como ha asegurado uno de los autores del estudio, Sruti Bhagavatula, del Instituto de Seguridad y Privacidad CyLab, de la citada universidad.

"Las compañías necesitan aclarar que incluso si los usuarios cambian sus contraseñas en sus servicios, aún son vulnerables en otros sitios si utilizan contraseñas similares", ha concluido el investigador.