¿Qué está pasando en Afganistán? Claves para entenderlo

  Mundo

¿Qué está pasando en Afganistán? Claves para entenderlo

Casi 20 años después de la rendición talibán ante Estados Unidos y la Alianza del Norte (afgana) contra la red terrorista Al Qaeda, la guerrilla se ha hecho de nuevo con el control casi total de Afganistán. Estas son las claves para entender qué está pasando:

Soldados estadounidenses
Vista de soldados estadounidenses en Afganistán.EFE

Los talibanes recuperaron este domingo 15 de agosto, el control de Kabul después de casi veinte años de guerra, con la entrada de sus combatientes en la capital sin encontrar resistencia, mientas el presidente afgano, Ashraf Ghani, abandonaba Afganistán para evitar "un derramamiento de sangre" entre la población. Después de una semana en la que los insurgentes fueron tomando una tras otra casi la totalidad de las 34 capitales de provincia afganas, este domingo amanecía con la noticia de que los talibanes se habían apostado al norte, oeste y sur de los límites de Kabul. El pánico estalló entonces en la capital, con las autoridades afganas pidiendo a todos los funcionarios que abandonasen sus puestos de trabajo y fueran a sus hogares, mientras cerraban tiendas y bancos.

kabul

España envía este lunes un primer avión para la repatriación desde Afganistán

Leer más

CLAVES PARA ENTENDER LO QUE SUCEDE

- ¿QUÉ TIENE QUE VER ESTADOS UNIDOS?

Semanas después de que Al Qaeda atacara a Estados Unidos el 11 de septiembre, el presidente George W. Bush anunció que las fuerzas estadounidenses habían lanzado ataques contra el grupo terrorista y objetivos talibanes en Afganistán

“Estas acciones cuidadosamente dirigidas están diseñadas para interrumpir el uso de Afganistán como base de operaciones de los terroristas, y para atacar la capacidad militar del régimen talibán”, dijo el presidente.

Bush advirtió que los talibanes, que entonces gobernaban la mayor parte de Afganistán, habían rechazado su demanda de entregar a los líderes de Al Qaeda que planearon los ataques desde bases dentro de Afganistán. Dijo que tenía la intención de llevar a los líderes de Al Qaeda ante la justicia, y añadió: “Y ahora los talibanes pagarán el precio”.

En diciembre de 2001, el líder de Qaeda, Osama bin Laden, y otros altos mandos habían huido a un lugar seguro en Pakistán, un aliado nominal de Estados Unidos. Las fuerzas estadounidenses no los persiguieron, y Pakistán acabó convirtiéndose en un refugio seguro para los comandantes y combatientes talibanes, que en los años siguientes cruzaron la frontera para atacar a las fuerzas estadounidenses y afganas. Dentro de Afganistán, las tropas estadounidenses derrocaron rápidamente al gobierno talibán y aplastaron sus fuerzas de combate cuando el año 2001 llegaba a su fin.

Desde la ONU hay preocupación por los derechos de los niños en Afganistán.
Desde la ONU hay preocupación por los derechos de los niños en Afganistán.EFE / Archivo

Estados Unidos y la OTAN se dedicaron a reconstruir un Estado fallido y a establecer una democracia de estilo occidental, gastando miles de millones para tratar de recomponer un país desesperadamente pobre que ya había sido devastado por dos décadas de guerra, primero durante la ocupación soviética de la década de 1980 y luego durante la guerra civil en curso.

Hubo algunos éxitos iniciales. Se instaló un gobierno prooccidental. Se construyeron nuevas escuelas, hospitales e instalaciones públicas. Miles de niñas, excluidas de la educación bajo el régimen talibán, asistieron a la escuela. Las mujeres, en gran parte confinadas en sus hogares por los talibanes, fueron a la universidad, se incorporaron a la fuerza de trabajo y se unieron al Parlamento y al gobierno. Surgieron unos medios de comunicación vigorosos e independientes.

La secretaria de Derechos Humanos de Ecuador, Bernarda Ordóñez, habla en una entrevista con EFE hoy, en Quito (Ecuador).

Secretaria de DDHH de Ecuador "consternada" por situación en Afganistán

Leer más

En diciembre de 2001, el portavoz de los talibanes ofreció rendirse de manera incondicional, acto que fue rechazado por Estados Unidos. En 2003, con 8000 soldados estadounidenses en Afganistán, Estados Unidos comenzó a trasladar los recursos de combate a la guerra de Irak, iniciada en marzo de ese año. Casi 20 años después, Estados Unidos está pidiendo a los talibanes que acepten un alto el fuego y negocien un acuerdo político con el gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.

A mediados de abril, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que todas las tropas estadounidenses abandonarían el país antes del 11 de septiembre y declaró que su país había cumplido hace tiempo su misión de negar a los terroristas un refugio seguro en Afganistán. Biden reconoció que tras casi 20 años de guerra —la más larga de Estados Unidos en el extranjero— estaba claro que el ejército estadounidense no podía transformar Afganistán en una democracia moderna y estable.

- ¿QUIÉNES SON LOS TALIBANES? 

Kabul vuelve a pertenecer a los talibanes.
Kabul vuelve a pertenecer a los talibanes.EFE / Archivo

El grupo armado de los talibanes, los “estudiantes”, según su traducción de la lengua pastún, toma forma a inicios de los años noventa del siglo pasado. En 1989, los muyahidines ―combatientes por la yihad (guerra santa) armada―, afganos y extranjeros, habían derrotado a las tropas de la Unión Soviética en Afganistán tras una década de guerra. Desde la frontera afgano-pakistaní, los talibanes, nacidos en los seminarios religiosos fundamentalistas, prometieron orden y seguridad en su ofensiva para gobernar el país.

Los talibanes pudieron recuperar Kabul.

Periodistas españolas promueven manifiesto de apoyo de a las mujeres afganas

Leer más

LAS CONVERSACIONES DE PAZ

En febrero de 2020, el gobierno Trump firmó un acuerdo con los talibanes en el que se pedía la salida de todas las fuerzas estadounidenses de Afganistán para el 1 de mayo de 2021. A cambio, los talibanes se comprometían a cortar los lazos con grupos terroristas como Al Qaeda y la filial del Estado Islámico en Afganistán, a reducir la violencia y a negociar con el gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.

Pero el acuerdo no incluía medidas de imposición para obligar a los talibanes a cumplir sus promesas. Y con el gobierno afgano excluido del acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes, las relaciones con Estados Unidos se tensaron. El gobierno Trump presionó a Ghani para que liberara a 5500 prisioneros talibanes sin recibir apenas nada a cambio, lo que alejó aún más al gobierno afgano.

El gobierno de Biden dice que sigue apoyando las conversaciones de paz, pero los talibanes no parecen tener prisa por negociar. Tampoco han dicho explícitamente que vayan a aceptar un gobierno en el que el poder esté repartido, dando a entender, en cambio, que pretenden luchar por el monopolio del poder.

Kabul vuelve a pertenecer a los talibanes.

Presidente afgano dice que se marchó para evitar "un derramamiento de sangre"

Leer más

- QUÉ PASA CON LAS MUJERES

Durante 1996 y 2001, los talibanes en el Gobierno impusieron una visión ultraortodoxa de la ley islámica que impedía a las mujeres estudiar o trabajar, salir de casa si no eran acompañadas de un miembro masculino de su familia y las obligaba a llevar el burka (velo integral) en público. Las flagelaciones y ejecuciones, incluso la lapidación por adulterio, eran prácticas habituales en las plazas y estadios de las ciudades.

Otras de las prohibiciones impuestas por el régimen talibán hacia las mujeres durante ese periodo son: no pueden realizar actividades fuera de casa sin compañía de su muhram (pariente de sexo masculino cercano que puede ser el esposo, padre o hermano), no se les permite reír fuerte, no deben aparecer en ningún medio como la radio y televisión, tienen prohibido tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, entre otras.

En el 2001, los talibanes se marcharon de Afganistán, sin embargo la situación, sobre todo en las zonas rurales, no mejoró sustancialmente para las mujeres.