Por el caos reinante en Haití, cuatro embajadas cierran sus puertas

  Mundo

Por el caos reinante en Haití, cuatro embajadas cierran sus puertas

República Dominicana, España y Francia y Canadá no atenderán hasta 'nuevo aviso'

Hait
Las protestas se dan por el anuncio que volverán a incrementar los precios de los combustiblesefe

La República Dominicana cerró este jueves 15 de septiembre de 2022 y "hasta nuevo aviso" su embajada en Puerto Príncipe, debido al deterioro de la situación en Haití, una medida adoptada también por otras legaciones como la española, la francesa y la canadiense.

Debido a la grave crisis política, social, económica y de violencia, la embajada dominicana, en un comunicado publicado en Twitter, recomendó a sus nacionales en Haití "guardar prudencia, limitar sus desplazamientos y tener consigo en la medida de lo posible provisiones de primera necesidad", como alimentos no perecederos y medicamentos.

haiti

Asesinan y queman a dos periodistas en Haití

Leer más

También la embajada española permanece cerrada "ante las manifestaciones que sigue viviendo Puerto Príncipe", según informó la legación en Twitter.

Esta medida también la han adoptado, al menos, las representaciones de Francia y Canadá.

La capital haitiana ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones, actos de vandalismo y saqueos, después de que el primer ministro, Ariel Henry, anunciara la madrugada del lunes pasado un aumento del precio de los carburantes en el país.

La capital haitiana estuvo este miércoles 14 fde septiembre paralizada y fue escenario de multitudinarias manifestaciones, actos de vandalismo y saqueos, horas después de que se informara de cuánto subirán los precios de los carburantes en el país.

Sin anunciar aún la fecha de aplicación de los nuevos precios, hoy se comunicó que, por galón, la gasolina pasará a costar 570 gourdes (4,83 dólares), el diésel 670 gourdes (5,75 dólares) y el queroseno 665 gourdes (unos 5,65 dólares).

En un día caluroso y con las carreteras bloqueadas por las barricadas, Puerto Príncipe vivió una nueva jornada de paralización de todas las actividades, tanto de instituciones públicas como de empresas privadas.

La crisis haitiana se agravó tras el asesinato en julio del año pasado del presidente Jovenel Moïse.

En Haití, 4,9 millones de habitantes, lo que representa el 43 % de la población, requieren de ayuda humanitaria.

A esta situación se suma el enfrentamiento entre bandas armadas en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, que ha dejado ya más de 300 muertos y ha llevado a huir a más de 3.000 personas.

"El ajuste del precio de la gasolina es la única forma de acabar con el mercado negro", aseguró en su cuenta de Twitter el Ministerio de Comunicación y advirtió de que se tomarán medidas contra todo aquel que esté involucrado en esas actividades ilegales y en el desvío de productos derivados del petróleo.

En menos de un año, el Gobierno del primer ministro, Ariel Henry, ha aumentado dos veces el precio de los combustibles en los surtidores, lo que ha encarecido aún más el coste de la vida en un país sumido en una crisis sociopolítica y económica sin precedentes y una violencia extrema.