Mundo

El Gobierno de Perú pide "no usar con fines políticos" un ataque terrorista

El asesinato, en un remoto poblado de la selva del país, fue a 16 personas y presuntamente a manos de remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Perú
En la imagen, la primera ministra de Perú, Violeta Bermúdez.EFE

El Gobierno de Perú pidió este miércoles que no se use "con fines políticos" el asesinato, en un remoto poblado de la selva del país, de 16 personas presuntamente a manos de remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso.

"Esta es una tragedia nacional y nadie debe usarla con fines políticos", remarcó la primera ministra de Perú, Violeta Bermúdez, en referencia a la actual campaña hacia la segunda vuelta presidencial que disputarán el próximo 6 de junio el izquierdista Pedro Castillo y la derechista Keiko Fujimori.

Perú

Presunto ataque terrorista deja al menos 18 muertos en selva central de Perú

Leer más

Tanto Castillo como Fujimori han condenado la matanza y exigido que se capture y sancione a los responsables, mientras se ha desatado una polémica sobre los autores del ataque, que las fuerzas de seguridad atribuyen de manera tajante a Sendero Luminoso y autoridades locales exigen que se investigue a fondo.

UNA MATANZA EN MEDIO DE LA SELVA

Durante una rueda de prensa celebrada en el Palacio de Gobierno de Lima, Bermúdez sostuvo que el Gobierno de transición del presidente Francisco Sagasti rechaza "cualquier acto que induzca al terror y ponga en peligro o termine con la vida de las personas".

Reiteró, en ese sentido, las condolencias del Ejecutivo a las familias de las personas "cruelmente asesinadas" en el centro poblado San Miguel, del distrito de Vizcatán del Ene, en la selvática provincia central de Satipo.

Esa localidad se encuentra en el corazón del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la principal zona de producción de cocaína de Perú y reducto de los remanentes de Sendero Luminoso, que operan como socios y guardaespaldas del narcotráfico.

La masacre ocurrió en un bar, donde durante la madrugada de este lunes se asesinó a 16 personas, entre ellas varios menores de edad, en una acción atribuida al Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), como se autodenominan los herederos de Sendero.

ACCIONES INMEDIATAS

Al respecto, Bermúdez aseguró que el Gobierno ha tomado las acciones "para llegar a la verdad" y ha dispuesto "el mayor despliegue en apoyo de las investigaciones y el esclarecimiento objetivo y célere (rápido) de lo sucedido bajo la dirección del Ministerio Público y según lo dispongan las autoridades judiciales".

"Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú han intensificado sus esfuerzos conjuntos para garantizar la seguridad y la paz de toda la ciudadanía y particularmente de la población del centro poblado San Miguel", añadió.

Keiko Fujimori

La Fiscalía de Perú pide no autorizar el viaje de Keiko Fujimori a Ecuador

Leer más

La jefa del gabinete dijo que los ministerios de la Mujer y de Justicia y Derechos Humanos han coordinado la atención a los deudos para asegurar "la defensa legal y el acompañamiento socio-emocional", así como "sepelios dignos" para las víctimas.

INFORME ANTE EL CONGRESO

Este miércoles, la ministra de Defensa, Nuria Esparch, presentó un informe en una sesión virtual conjunta de las comisiones de Justicia, Defensa Nacional y el "grupo del Vraem" del Congreso con detalles del ataque terrorista.

"Los peruanos estamos heridos profundamente por este sanguinario ataque terrorista. No debemos permitir jamás que una organización narcoterrorista nos desafíe. Tarde o temprano, los peruanos vamos a ganar", remarcó.

Esparch reiteró que en la zona "existe un apoyo mutuo entre el narcotráfico y terrorismo", por lo que se han trasladado aeronaves y desplegado personal policial y militar para "determinar las posibles ubicaciones y rutas de desplazamiento de los delincuentes terroristas responsables de este atentado".

En la sesión del Congreso también participaron el ministro de Justicia, Eduardo Vega; la fiscal general, Zoraida Ávalos; el viceministro de Orden Público, Carlos Romero; el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, César Astudillo; el comandante general de la Policía, César Cervantes; y el jefe de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote), Manuel Arriola.