Encontrar hotel, un lujo para las mujeres egipcias que viajan solas

  Mundo

Encontrar hotel, un lujo para las mujeres egipcias que viajan solas

 Les exigen ir acompañadas por un familiar varón. Lo hacen por motivos de seguridad, pese a que no hay una instrucción oficial que lo estipule

Encontrar hotel, un lu (8042304)
 Una mujer egipcia con su maleta pasa ante un hotel en el barrio de Zamalek en El Cairo (Egipto). EFE/  Pablo Pérez

La periodista cairota Sarah Shalaby viajó por trabajo a la provincia de Qena, a unos 600 kilómetros al sur de El Cairo, pero cuando buscó hotel para pasar la noche tuvo un problema recurrente en Egipto: para reservar habitación le exigían ir acompañada de un familiar varón.

“Soy mayor de edad, estaba trabajando como periodista y les enseñé carné del sindicato de periodistas”, lamenta la mujer de 31 años, que esa noche no tuvo más remedio que tomar el primer tren de vuelta a El Cairo para no dormir en la calle. Pese a que ninguna ley exige que una mujer tenga que ir acompañada por un hombre para poder alojarse en un hotel, esta situación se repite habitualmente en distintos puntos de Egipto, principalmente en los hoteles de baja categoría.

Ministro de Exteriores israelí viajará a Egipto para consolidar el alto el fuego

Ministro Exteriores israelí viajará a Egipto para consolidar alto el fuego

Leer más

Esta exigencia solo se plantea además a las mujeres egipcias o procedentes de los conservadores países árabes del golfo Pérsico, que a menudo son forzadas a buscar habitación en establecimientos de varias estrellas y, por lo tanto, más costosos.

El tema ha recobrado visibilidad en los últimos días debido a una de las populares telenovelas nacionales que se exhiben en Egipto durante el mes sagrado del ramadán, en la que la protagonista, una madre que intenta huir con sus dos hijas de un marido maltratador, no logra que la admitan en un hotel por ir sola.

Esa escena les resultó demasiado familiar a mujeres, activistas y feministas que empezaron a compartir y comentar en las redes sociales malas experiencias en hoteles que rehusaron recibirlas en diferentes provincias de Egipto.

Una de las víctimas de esta práctica publicó incluso la copia del correo electrónico de cancelación de la reserva que recibió de un establecimiento de El Cairo en el que afirmaba que “debido a las instrucciones de seguridad, no está permitido alojar a mujeres solas”.

Sin embargo, estas instrucciones no existen, al menos de forma oficial, tal y como constató una sentencia de enero pasado del Consejo de Estado, uno de los principales órganos judiciales de Egipto, en la que rechazaba una demanda presentada para anular estas instrucciones alegando que son contrarias a la Constitución.

El caso había sido promovido por el abogado Hany Sameh, a quien al pagar su estancia en un hotel de Alejandría le llamaron la atención las normas puestas al pie de su factura de que “las mujeres egipcias y las ciudadanas del Consejo de Cooperación del Golfo menores de 40 años no pueden registrarse solas sin sus maridos”.

Según Sameh, tras investigar el tema, descubrió que “los hoteles de nivel mediano y bajo y algunos hostales adoptan este tipo de reglas discriminatorias contra las mujeres y lo justifican por ser instrucciones de seguridad emitidas por el Ministerio de Turismo”.

La investigadora socio-política Hanaa Ahmed Husein, que debe viajar mucho por Egipto por trabajo, dice que ya ha “aprendido” a hacer las reservas con su nombre

La directora del Centro Egipcio para los Derechos de las Mujeres, Nehad Abul Komsan, aconseja a todas aquellas que se enfrenten a esta situación “que presenten inmediatamente una denuncia a la policía de turismo o llamen a los agentes”, ya que se pueden “aplicar multas y hasta retirar la licencia o cerrar” el establecimiento infractor. Abul Komsan comenta que incluso a ellas les ha sucedido que, al hacer las reservas de hotel para sus coordinadoras y abogadas a través del centro, “algunos hoteles rechazan hacerla”.