Cerca de 142 virus han sido transmitidos de animales a humanos

  Mundo

Cerca de 142 virus han sido transmitidos de animales a humanos

En los últimos 20 años, se desataron cuatro pandemias con origen en distintas especies y en distintos lugares.

434fd7c8f1801a18e266b983ff971838e58f328ew
La transmisión de enfermedades entre animales y seres humanos no sólo se produce pro mutaciones genéticas.EFE

El SARS, la gripe Aviar (H5N1), la gripe porcina (H1N1) y ahora el coronavirus. Estas son solo algunas de las enfermedades que han mutado de animales a humanos, bajo un fenómeno conocido como zoonosis. Con el cambio de milenio, los especialistas eran optimistas y pensaban que las enfermedades originadas en países orientales, alejados y con otras costumbres, no podrían afectar a Occidente. Ahora sabemos que se equivocaron.

poliomielitis

Coronavirus: las lecciones que nos dejó la mortal epidemia de la polio

Leer más

En las últimas décadas ha crecido el número de brotes de este tipo de enfermedades. Entre los animales que han transmitido más virus a los humanos están los cerdos, seguidos de vacas, caballos, ovejas, aves y perros. Y en cuanto a los no doméstico aparecen el ratón común y la rata negra, que tampoco son muy silvestres. Un estudio relaciona este aumento con la invasión humana a la naturaleza.

Investigadores del Instituto One Health en Estados Unidos, que estudian la conexión entre salud humana, animal y ambiental, han contabilizado al menos 142 patógenos de origen animal que provocan enfermedades en humanos. Pero este estudio solo ha analizado virus, sin incluir microorganismos como bacterias, hongos o protozoos y otros agentes, por lo que seguramente la cifra es mayor.

Además, la investigación no incluye a los virus que han ido en dirección contraria, de los humanos a los animales, las llamadas antroponosis; tampoco se centra en las transmisiones entre mamíferos, dejando fuera otras clases como las de los reptiles, anfibios o aves.

Las evidencias de un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B., apuntan a que casi el 90% de las especies de mamíferos no transmiten ningún virus a humanos. Y aunque son un minúsculo porcentaje del total, las especies domesticadas son responsables de la mitad de las enfermedades víricas.

Los microorganismos que provienen de los animales tiene la virtud maligna de multiplicarse con una facilidad atroz -lo pueden hacer más de un millón de veces en un día- y encuentran con rapidez cualquier debilidad del sistema inmunológico humano para afectar al paciente.

De esos datos, los científicos extraen algunos de los factores que apuntan a que la domesticación es la causa más relevante para esto, sumado a otros dos hechos relacionados: el primero es que los animales domesticados son los que más en contacto están con los humanos, y el segundo es la cercanía genética, de ahí la veintena de zoonosis que proceden de varias especies de primates.

Cabe destacar que la transmisión de enfermedades entre animales y seres humanos no sólo se produce pro mutaciones genéticas. Pueden ser provocadas también por mordeduras o picaduras. O por la ingesta de alimentos y agua con parásitos (como la Peste Negra, la malaria o el Dengue, por ejemplo).

En un estudio publicado en 2014 se contabilizaron más de 12.000 brotes de 215 enfermedades contagiosas entre 1980 y 2013. En ese lapso, los brotes zoonóticos aumentaron hasta suponer el 56% del total. Debe de haber otros elementos que estén detrás de la multiplicación de las zoonosis.

La propagación de virus desde los animales es un efecto directo de nuestras acciones sobre la vida salvaje y sus hábitats

 Christine Kreuder Johnson, investigadora del Instituto One Health de la Universidad de California

Añade que estas acciones amenazan la supervivencia de las especies al tiempo que aumentan el riesgo de propagación y en consecuencia ellos están compartiendo sus virus con nosotros.

El estudio apunta a que las especies más amenazadas de extinción son las que menos riesgo generan para nosotros. Esto parece lógico ya que suelen ser poblaciones muy reducidas y concentradas en áreas geográficas pequeñas, así que el riesgo de contacto con los humanos y, por consecuencia, el de contagio es menor. Sin embargo, otras actividades como la explotación, caza y el tráfico de especies, estarían elevando el riesgo de zoonosis de esos animales con los que no siempre tenemos contacto.

Así era el mercado de Wuhan y así eran cientos de mercados de venta de animales salvajes y domésticos, vivos y muertos, en China, donde se utilizaban esas especies como alimento o para algunas prácticas de medicina. De ahí la creencia de que el temido coronavirus haya surgido de un sitio como este.

Así mismo es el caso de la civeta de las palmeras, señalada por la ciencia como eslabón entre murciélagos y humanos en la aparición del brote de SARS de 2002 a 2004. Y también lo sería el surgimiento del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en ingles) en 2012.

brasil coronavirus

Coronavirus: El Covid-19 frena la lucha contra otras epidemias

Leer más

El profesor Edward Holmes, prestigioso virólogo evolutivo, publicó recientemente un trabajo en el que señala al pangolín como el más que probable origen del Covid-19. En su escrito exige que las autoridades de salud pública de todo el mundo trabajen por controlar y prohibir el comercio de animales salvajes y exóticos.

Una de las mayores expertas en la predicción de zoonosis es Barbara Han, investigadora del Instituto Cary de Estudios de los Ecosistemas. En 2016 hizo público un amplio informe sobre como cree que “habrá nuevos patógenos en el futuro”. Además, coincide con los autores del estudio publicado ahora que está aumentado la frecuencia de estos eventos de propagación. El problema es que será complicado verlos llegar.