Mundo

Bolivia: La OEA confirma que con 12 acciones se manipuló el resultado

Un informe de la OEA concluye que hubo "manipulación y parcialidad" en los comicios del 20 de octubre.

BOLIVIA.
Evo Morales deposita su voto el pasado 20 de octubre.Archivo

Este miércoles 4 de diciembre, la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de 45 días de las elecciones presidenciales en Bolivia y tras varias semanas de convulsión política, que provocaron la salida del país del presidente vigente, confirmó la abrumadora evidencia de 12 "acciones deliberadas" para manipular el resultado electoral, que tenían como único objetivo, la reelección de Evo Morales hasta 2025 sin necesidad de una segunda vuelta.

Evo Morales, expresidente de Bolivia.

Evo Morales es investigado por la Interpol, según fiscalía boliviana

Leer más

Previamente, el pasado 10 de octubre, la OEA había publicado la versión preliminar del informe, un documento que generó un terremoto político en Bolivia y que en pocas horas provocó un anuncio de repetición electoral por parte de Morales y su posterior renuncia forzada por los militares.

"El análisis estadístico realizado revela que la victoria de Morales fue estadísticamente improbable y que su proclamación se dio por un aumento masivo e inexplicable de los votos del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el 5% final del cómputo", puntualiza el informe.

El documento, fruto de una auditoría, asegura que "a partir de la abrumadora evidencia encontrada, lo que sí es posible afirmar es que ha habido una serie de operaciones dolosas encaminadas a alterar la voluntad expresada en las urnas".

Entre las "acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección", según la OEA, se menciona lo siguiente:

El Análisis de Integridad Electoral sobre las Elecciones Generales de Octubre en Bolivia comprueba claramente el fraude del #20O, con la promulgación de la Ley para anular las elecciones fraudulentas, elegir un nuevo TSE y convocar en el menor tiempo posible nuevas elecciones.

Jeanine Añez Chavez, presidenta encargada de Bolivia

- Paralización intencional y arbitraria, sin fundamentos técnicos, del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) al momento en que se llevaban 83.76% de las actas verificadas y divulgadas, de un 89.34% de actas que ya habían sido transmitidas y estaban en el sistema TREP. El TSE ocultó a la ciudadanía, de manera deliberada, un 5.58% de actas que ya se encontraban en el sistema TREP pero que no fueron publicadas.

- Introducción de servidores no previstos en la infraestructura tecnológica (servidores denominados BO11 y BO202), a los cuales se desvió de manera intencional el flujo de información del TREP. Para la redirección del flujo hacia el servidor BO20 se modificó la IP a la que direccionaban las 350 máquinas utilizadas en el SERECI. Los servidores se emplearon para la transcripción y verificación de actas así como para el flujo de otros datos asociados provenientes del TREP. El servidor BO1 registró actividad inclusive durante el tiempo en que el sistema de resultados preliminares se encontraba “apagado”.

- Se evadieron intencionalmente los controles de la empresa auditora y se redirigió el tráfico hacia una red que estaba fuera del dominio, administración, control y monitoreo del personal del TSE.

- Se detectaron irregularidades en el llenado de actas de escrutinio y cómputo que afectan la integridad de las mismas. En un ejercicio que buscó analizar posibles adulteraciones o manipulaciones se revisó una muestra de 4692 actas. En este análisis se identificaron 226 actas en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, denotando una acción intencional y sistemática para manipular los resultados electorales y transgrediendo las atribuciones de los Jurados de Mesa determinadas por ley. Las actas corresponden a 86 centros de votación de 47 municipios del país. La suma de sus votos válidos es de 38.001, del cual el 91% (34.718) fueron adjudicados al Movimiento al Socialismo (MAS).