África: niñas y mujeres casadas como menores

  Mundo

África: niñas y mujeres casadas como menores

La crisis social y económica provoca un elevado matrimonio infantil forzado. La cifra llega a 130 millones, según la Unicef

Africa
La pandemia de la COVID ha acelerado aún más esta problemática que sufren las menores. /efe

Unos 130 millones de niñas que aún tienen menos de 18 años y mujeres fueron casadas como menores en África, una región donde se encuentran nueve de los diez países en el mundo con los porcentajes más altos de matrimonio infantil, advirtió ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).mujeres

“Necesitamos garantizar el acceso de las niñas a una educación de calidad” y favorecer “la participación de las mujeres y las niñas en la vida social y económica”, dijo Marie-Pierre Poirier, directora de Unicef para África occidental y central, en un comunicado difundido ayer con motivo del Día del Niño Africano.

Imagen de archivo de la extrema sequía en la presa de Nqweba, en Sudáfrica.

350.000 niños de África pueden morir este verano de desnutrición, según ONGs

Leer más

Según la organización, 45 millones más de niñas africanas sufrirán esta práctica en la próxima década si no se aceleran las medidas para frenarla, como desarrollar leyes en los países y fortalecer las instituciones regionales africanas.

Níger, República Centroafricana (RCA), Chad, Mali, Mozambique, Burkina Faso, Sudán del Sur, Guinea y Nigeria se encuentran entre los diez países con una mayor prevalencia de matrimonio infantil en el mundo.

“Muchas niñas abandonan la escuela porque son forzadas a casarse y tener hijos en un momento crucial para su educación y su futuro”, dijo Rita Nketiah, investigadora para los derechos de las mujeres de Human Rights Watch (HRW).

La crisis social y económica por la pandemia de la COVID-19, los conflictos y el cambio climático han causado un incremento del matrimonio infantil forzado y los embarazos precoces en África, advirtieron ambas organizaciones. Esto también se ha traducido en un aumento del riesgo de sufrir mutilación genital femenina, considerada un paso esencial para la entrada en la edad adulta y el matrimonio en muchas comunidades del continente.

De acuerdo a Unicef, cerca de 140 millones de niñas y mujeres en África han sufrido esta práctica, de las cuales más de 40 millones fueron también forzadas a casarse.

Más de 30 gobiernos africanos adoptaron medidas durante los últimos años para proteger los derechos de las niñas a continuar en el colegio si se quedan embarazadas, según HRW.

Africa

El Cuerno de África padece su peor sequía en 40 años

Leer más

Sin embargo, en países que ya cuentan con estas normas, como Kenia y Malaui, docentes de centros públicos aún impiden la asistencia de estas niñas al colegio.

Tanzania, uno de los pocos países en el continente que aún prohibían de manera explícita la asistencia de menores embarazadas o que han sido madres al colegio, levantó esa prohibición en noviembre de 2021, pero ha mantenido regulaciones que permiten expulsar a las estudiantes que “han contraído matrimonio”. Ese país africano tampoco ha hecho ilegal todavía el matrimonio infantil, a pesar de que un tribunal dictó sentencia en 2016 a favor del aumento de la edad mínima para casarse a los 18 años.

“Todos los gobiernos africanos deberían modificar sus leyes y políticas”, dijo la investigadora.