La muerte en la era digital

  Actualidad

La muerte en la era digital

La tecnología muestra cada vez más que sus poderes van más allá de la vida. La muerte también es su desafío.

La tecnología muestra cada vez más que sus poderes van más allá de la vida. La muerte también es su desafío.

Morir o no sigue siendo cuestión de suerte (para los que creen en ella), accidente o salud. Mientras que dejar de existir es más difícil, sobre todo ahora.

Antes, no ser olvidado dependía de la huella que el difunto dejara en la tierra: un ‘best-seller’, un gran invento, el descubrimiento de una medicina, un viaje a la Luna... Ahora basta con tener una cuenta en la red social Facebook.

Y es que la tecnología desafía las leyes de la naturaleza y por medio de redes sociales, aplicaciones y servicios online, asegura poner en contacto a los vivos con los muertos, al más puro estilo de la popular serie ‘Black Mirror’.

La red de Mark Zuckerberg, por ejemplo, convierte en perfiles ‘conmemorativos’ los perfiles de personas que han fallecido luego de que algún familiar o amigo lo notifique. Una vez que esto sucede, la red modifica el aspecto de la página, coloca las fechas de nacimiento y muerte, y deja compartir comentarios sobre el difunto.

También está una idea un poco más escalofriante. Se trata de Eterni.me, una página web que permite chatear con las personas que han muerto, a través de un avatar virtual que recopila toda su información de las redes sociales y los buscadores para construir sus respuestas.

Pero debe saber que las tecnologías al servicio de la muerte no solo giran en torno a la idea de mantener ‘vivo’ el recuerdo de esa persona que ya no está. Hay otros objetivos, como que las personas aprecien más su vida. Este último mueve a la funeraria más grande de Pekín, Babaoshan Funeral Parlor.

A través de gafas de realidad virtual y auriculares, los clientes de esta funeraria pueden experimentar distintas escenas relacionadas con la muerte, como un ataque al corazón, un rescate paramédico fallido, así como una visión de la entrada al más allá. “Experimentar esto permite a las personas apreciar mejor la belleza de la vida”, contó a The Beijing News uno de los empleados, Dong Ziyi.

Por otro lado están los códigos QR en los féretros para evitar la identificación errónea de los cadáveres, y la impresión en 3D para que los cuerpos puedan ser reconstruidos en el caso de que hayan quedado desfigurados. A través de fotografías del fallecido, se crean prótesis faciales que pueden restaurar la cara de las personas que murieron en accidentes como incendios o por enfermedades como tumores faciales.

Es así como la tecnología no deja de sorprendernos y nos deja claro que podría ser útil incluso en los momentos más dolorosos de nuestras vidas.

La VR muestra cómo es morir

La funeraria más grande de Pekín, Babaoshan Funeral Parlor, utiliza la realidad virtual (VR) para que sus clientes vivan distintas escenas relacionadas con la muerte, como un ataque al corazón, un rescate fallido o la visión de la entrada al más allá. La idea, según los dueños, es que “al estar cerca de la muerte
las personas aprecien más su vida”.

Mensajes

Facebook tiene una opción para mantener el contacto con quienes ya no están con nosotros. Los perfiles ‘conmemorativos’ son espacios que permiten que otros escriban mensajes en el muro del difunto. También está la función ‘Un día como hoy’, que muestra acontecimientos importantes que se compartieron en años anteriores.

Contacto

Otra alternativa (aunque más rara) para tomar contacto es www.eterni.me. Por este medio se podrá chatear con ‘ellos’ a través de un avatar virtual que copia su personalidad. Para que funcione, se deben añadir las redes sociales de la persona, de las que se recogerán los datos necesarios para que marche de manera correcta.

Recordatorios

Almacenar mensajes, fotos y vídeos para que sean abiertos después de morir es lo que ofrece Safe Beyond, un servicio que tiene como principal objetivo permanecer vivo en la memoria de los seres queridos. A la vez, tiene la capacidad de enviar textos cuando se fijan eventos especiales, como por ejemplo un cumpleaños.

Deseos

iFuneral es una aplicación para iOS en la que el usuario puede almacenar toda clase de deseos, desde el tipo de entierro, ataúd, música a escuchar o el tipo de ropa que quiere vestir, o la que desea para sus deudos. En su mayoría las personas mueren sin que nadie tenga idea de cuáles eran sus deseos. Esta app lo soluciona.

Leyes

España quiere regular el testamento 2.0

La Comisión de Justicia del Congreso español ha aprobado por unanimidad el regular por ley el testamento digital, de manera que los herederos o familiares directos (siempre que el fallecido no lo haya prohibido expresamente) puedan gestionar o suprimir todos sus contenidos ‘online’, como cuentas en redes sociales y otros similares.

Esta medida se ha incluido en el proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, que se espera entre en vigencia desde mayo del próximo año.

Serían el albacea testamentario o aquellas personas a las que el fallecido hubiese designado, quienes podrán solicitar el acceso y dar cumplimiento a las instrucciones.

El responsable al que se le comunique la solicitud de eliminación del perfil “deberá proceder sin dilación a la misma”, apunta la norma.