Actualidad

Los molinos de agua se resisten a desaparecer

Los molineros harineros de cereales están ubicados en un pequeño espacio donde se encuentra una especie de paila que funciona como el motor, recibe el agua que impulsa el que dos piedras gigantes trituren los cereales, los que descienden por una espec

Artesanal. Umbelina Caibe muestra cómo es el uso del molino de agua.

Hace más de 50 años Umbelina Caibe adquirió su molino. La vendedora, a su vez, lo tenía desde hace un tiempo similar. De estos aparatos de uso ancestral quedan pocos, incluso en San Miguel, de la provincia de Bolívar, apenas quedan como sobrevivientes cuatro en esta era de la tecnología.

Umbelina, de 86 años, dejó en herencia el molino a sus hijos. Una de ellas, Rosa Pucha, de 42 años, es quien está al frente del trabajo familiar. Explica que el triturador funciona de manera artesanal y con la fuerza del agua. Los molineros harineros de cereales están ubicados en un pequeño espacio donde se encuentra una especie de paila que funciona como el motor, recibe el agua que impulsa el que dos piedras gigantes trituren los cereales, los que descienden por una especie de cono elaborado con madera.

Santiago, parroquia de San Miguel, es conocida además de por sus medievales molinos, por ser una de las grandes productoras de granos de la provincia.

Simón Yánez, alcalde del cantón, resaltó que en el sector se produce trigo, cebada, maíz y en los trapiches se saca la mejor harina que se vende en la provincia y el país.

El trabajo empieza a las 05:00 y culmina a las 21:00, cuando se termina de moler tres quintales de trigo. “Llegan clientes a dejar el grano para sacar la harina. El molino funciona prácticamente solo, pero debemos estar observando para evitar algún daño. Para sacar la máchica, el proceso es más trabajoso, pues se debe tostar la cebada a leña y molerla a mano”, explica la artesana.

En esta parroquia, donde predominan las construcciones mixtas, todavía se aprecian pocas casas elaboradas en adobe y en sus senderos molinos de agua. Estas tierras también acogen el primer molino hidráulico, construido de piedra y movido por agua, en la época de Juan José Flores, del cual aún quedan sus muros como testigos de la historia. (F)